Los mejores datos conocidos en EE. UU. agregaron impulso a la recuperación del riesgo provocada por la mejora de las relaciones comerciales, los movimientos conciliadores en Hong Kong y el probable aplazamiento de un Brexit sin acuerdo. El cobre y el petróleo continuaron subiendo, y el oro se desplomó a medida que el miedo de los inversores disminuyó. Los rendimientos de los bonos estadounidenses a diez años subieron nueve puntos en otra indicación de una perspectiva de crecimiento económico más positiva.

Las nóminas no agrícolas de EE. UU.  probablemente serán el punto culminante de la sesión. Se espera una lectura principal de 158.000, la lectura de julio fue de 164.000. Se espera que la tasa de desempleo se mantenga estable en 3,7%. Se habla mucho sobre un recorte de tipos de la Reserva Federal a finales de este mes, y el informe de empleo podría proporcionarnos una pista sobre la futura política monetaria de la Reserva Federal. Las expectativas actuales son de una probabilidad del 79% de un recorte de 25 p.b., independientemente de si el informe de nóminas de agosto de hoy continúa la tendencia de crecimiento de empleos decentes de alrededor de 100 mil números, junto con un crecimiento de los salarios de alrededor del 3%. Cualquier cosa que no cumpla con esas expectativas bien podría alimentar las expectativas de que la Reserva Federal podría reducir más de 25 p.b.; sin embargo, estas expectativas podrían verse influenciadas por lo agresivo que sea el Banco Central Europeo en la reunión de la próxima semana, si se espera se embarque en una política de flexibilización más agresiva. Si bien los comentarios del presidente de la Fed, Jay Powell, en Jackson Hole no dieron indicios de que la Fed esté considerando un recorte de los tipos de 50 p.b., a pesar de la presión del presidente Trump, cualquier deterioro en los datos económicos podría causar que ese cálculo cambie.

Los números de pedidos de fábrica y productividad, más fuertes de lo previsto, contradecían la narrativa reciente de "desaceleración de la economía estadounidense". Una disminución mayor a la esperada de 4,8 millones de barriles en los inventarios de petróleo de EE. UU. durante la última semana completó la imagen más optimista. Sin embargo, Europa sigue siendo fuente de preocupación: los pedidos de fábricas alemanas y la construcción continuaron disminuyendo, y las acciones en Reino Unido caían a medida que aumenta la incertidumbre política.

 

CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 75% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.