Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 77% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

¿Será 2023 otro año agitado en los mercados de materias primas?

La invasión por sorpresa de Ucrania por Rusia en febrero provocó escasez de petróleo, gas natural y trigo, haciendo tambalear a la economía mundial. El mayor impacto de la guerra se sintió en Europa, donde los esfuerzos de las naciones por reducir su dependencia de la energía rusa dispararon la inflación y aumentaron la probabilidad de una recesión.

La volatilidad se ha instalado en los precios de las materias primas en 2022

Tras un excelente 2021, los precios de los metales básicos empezaron a tocar techo en el segundo trimestre de este año 2022, justo antes de que las empresas mineras presentaran beneficios récord gracias al aumento de sus márgenes. La mayoría de los metales básicos tocaron techo en torno a marzo antes de descender. Más adelante, en la última parte del año, los precios recuperaron hasta volver a los mismos niveles de inicio de año a medida que repuntaba la demanda y se reducía la oferta.

Evolución en 2022 del Petróleo (azul), Oro (morado), Plata (naranja), Cobre (amarillo) y Hierro (azul) / Pulsa para ampliar

Fuente: elaboración propia con la herramienta Trading View a 15/12/2022

El oro se mantuvo relativamente estable en comparación con otras materias primas. Sin embargo, la función del metal amarillo como cobertura contra la inflación quedó en entredicho ante el aumento de la rentabilidad de los bonos y la fortaleza del dólar estadounidense.

El petróleo destacó al alcanzar los 130 dólares el barril, un nivel no visto desde la crisis financiera de 2008. La subida de precios de este año se debió a la guerra entre Rusia y Ucrania, que afectó a casi el 30% del suministro mundial de petróleo. El conflicto desató la alarma entre los miembros de la OPEP+, que aumentaron recursos para satisfacer la creciente demanda.

El mineral de hierro tuvo un 2021 estelar, alcanzando un máximo histórico de 230 dólares la tonelada. Esto llevó a los mineros de mineral de hierro a pagar dividendos récord de más del 12% al ampliarse los márgenes de beneficio. Sin embargo, a medida que avanzaba 2022, la demanda de mineral de hierro -que se utiliza para fabricar acero- se redujo significativamente, ya que los cierres patronales de Covid en China obligaron a cerrar temporalmente fábricas y obras en construcción.

Glencore ha sido la empresa minera más rentable

BHP Group y Rio Tinto pagaron dividendos récord durante 2022, principalmente gracias a unos flujos de caja libre extremadamente elevados de alrededor del 9% procedentes de unos márgenes de beneficio récord.

Pero sigue habiendo dudas sobre si tales repartos de dividendos son sostenibles y, si los dos gigantes mineros pagaron más de lo que deberían, dado que estábamos en un fuerte mercado bajista. Respuestas breves: no, probablemente no son sostenibles, y sí, pagaron de más.

Dicho esto, la estrategia ayudó a las valoraciones bursátiles de las mineras. No querían ver una caída significativa del precio de sus acciones, así que, para mantener el sentimiento positivo de los inversores les recompensaron con dividendos récord.

Sin embargo, dado que el precio al contado de los metales ha disminuido, es probable que los márgenes de beneficio se estrechen. Esto reducirá el flujo de caja disponible para los accionistas.

Sin embargo, Glencore fue el valor más rentable. Pero ¿qué hace tan especial a este componente del FTSE 100, cuya cotización ha subido un 43% este año, superando a las demás mineras? Una de las razones es que Glencore tiene calidad de activos y diversificación. Esto refuerza su rendimiento frente a los competidores, como quedó patente en sus últimos resultados empresariales. ¿Veremos un rendimiento similar de Glencore en 2023? Solo el tiempo lo dirá.

Gráfico de Rio Tinto (blanco), Antofagasta (rojo) y Glencore (fucsia) / Pulsa para ampliar

Fuente: plataforma Next Generation de CMC Markets a 14/12/22

La industria metalúrgica y la minería se enfrentan a grandes retos en 2023

Se prevé que las condiciones macroeconómicas mundiales sigan deteriorándose en 2023. Esto podría acarrear riesgos a la baja para la industria metalúrgica y minera, ya que los precios de las materias primas podrían seguir siendo volátiles y la demanda de acciones relacionadas con los metales y la minería podría debilitarse.

Las empresas mineras podrían tener que hacer frente a unos márgenes de beneficio cada vez más estrechos, mientras que el sector de la exploración está empezando a reducir sus actividades en medio de unas condiciones financieras restrictivas. Las condiciones pueden fluctuar a lo largo del año a medida que los bancos centrales aborden la inflación a través de sus respectivas políticas de endurecimiento monetario, lo que podría repercutir en los precios de las materias primas.

Un descenso de los niveles de actividad minera en 2023 podría poner de relieve el importante papel del sector en la transición hacia energías limpias. Las limitaciones de la oferta seguirán afectando al sector y repercutirán en los precios de las materias primas. Mientras que el aumento de la demanda se concentra en las baterías de níquel y litio para los vehículos eléctricos (VE) y en los recursos orientados a las tecnologías de energías renovables.

En un momento en que los gobiernos y las empresas de todo el mundo se afanan por garantizar la disponibilidad de recursos básicos, esperamos que el sector de la minería y los materiales desempeñe un papel vital a corto plazo, a medida que los precios de las materias primas se estabilicen y la demanda vuelva a los niveles anteriores a la crisis.

La guerra en Ucrania continúa siendo el factor clave a nivel macroeconómico

El telón de fondo macroeconómico ha sido fundamental en 2022, y es probable que lo siga siendo en 2023. La guerra entre Rusia y Ucrania, y la respuesta del Covid por parte de China, han impulsado la narrativa de los mercados mundiales de materias primas este año. Ante la inminencia de una recesión mundial, la desaceleración económica podría afectar a los fundamentos empresariales durante 2023.

La elevada inflación, impulsada por las secuelas de la guerra en Europa del Este y los problemas de la cadena de suministro tras el bloqueo, ha creado numerosos retos para muchas de las principales economías. Sus luchas contra los altos precios de la energía, la electricidad, el petróleo, el trigo y el gas natural parecen destinadas a continuar, ya que el coste de estos bienes sigue siendo elevado de cara a 2023.

El “Doctor Cobre” seguirá tomando el pulso a la economía mundial

El cobre lleva casi una década en primera línea de la industria de las materias primas, con gran atención a la exploración y producción. Junto con el litio, el cobre es un componente clave de las baterías de los vehículos eléctricos. Se espera que la demanda de cobre crezca en 2023.

Las empresas mineras se han enfrentado a vientos en contra a medida que ha aumentado la demanda de metales como el cobre y el litio como parte de la transición hacia energías limpias. Las preocupaciones medioambientales, sociales y de gobernanza (ASG) se han convertido en un tema de gran importancia. A medida que las empresas sigan excavando nuevas minas, el escrutinio será mayor. Esto podría limitar el número de nuevos proyectos de cobre, afectando potencialmente al suministro mundial de cobre.

¿Y la descarbonización?

La descarbonización ha sido otro de los principales temas de conversación en el sector metalúrgico y minero. Los esfuerzos por reducir las emisiones de carbono han llevado a los países a aumentar la producción de energías renovables, lo que ha incrementado la demanda de materias primas e introducido nuevos retos para el sector de las materias primas. El ritmo de despliegue de las energías renovables parece que superará la capacidad del sector minero para aumentar la oferta, lo que podría crear una brecha en la producción durante 2024.

¿Está disminuyendo la demanda de vehículos eléctricos y de tecnología de baterías?

En los últimos años se ha hablado mucho de los vehículos eléctricos y de la tecnología de las baterías, pero a medida que nos acercamos a 2023 la atención puede empezar a disminuir. La producción de vehículos eléctricos se ha visto frenada por la reducción de la oferta y la demanda. 

La política china de Covid Cero interrumpió las cadenas de suministro este año, pero se espera que el país genere más baterías para VE durante 2023. Sin embargo, podríamos empezar a ver un cambio en la narrativa en torno a los vehículos eléctricos de pasajeros, pasar de una oferta limitada a una demanda limitada

Las condiciones de financiación se han endurecido para el sector de la exploración

Como ya se comentado, los vientos macroeconómicos en contra han estado muy presentes este año, al entrar en un periodo de inflación mundial y temores recesivos. El sector de la exploración se ha visto especialmente afectado por esta fase económica.

A medida que 2022 da paso a 2023, la economía mundial se enfrenta a múltiples problemas, como una inflación obstinadamente alta, el endurecimiento de la política monetaria, la inestabilidad geopolítica y la inminente recesión. Estos factores seguirán teniendo un impacto negativo en la financiación de la exploración.

Por tanto, es probable que los presupuestos de exploración sigan centrándose en yacimientos de menor riesgo. Hasta ahora, esto ha contribuido a un notable descenso de los nuevos descubrimientos.

¿Cómo se desarrollarán las fusiones y adquisiciones mineras en 2023?

La actividad de fusiones y adquisiciones en el sector minero fue relativamente moderada durante la mayor parte de 2022, en parte debido al contexto macroeconómico mundial. Aun así, las grandes empresas mineras han realizado algunas operaciones notables para consolidar su cuota de mercado en un contexto de subida de los precios de las materias primas.

Sin embargo, en 2023 es probable que el entorno de tipos e inflación elevados genere cautela. La creciente demanda de metales relacionados con la energía podría cobrar protagonismo en la transición hacia la energía verde y la electrificación.

Con el cobre como posible protagonista en 2023, la mayor minera del mundo y la mayor empresa de Australia, BHP Group, presentó en noviembre una oferta de 9.600 millones de dólares australianos (6.400 millones de dólares estadounidenses) por Oz Minerals Ltd, la segunda mayor minera de cobre de Australia después de BHP. La operación permitiría a BHP dominar el mercado del cobre.

La oferta llevó a Rio Tinto a anunciar en un seminario para inversores celebrado el 30 de noviembre que también estaba estudiando oportunidades de fusión y adquisición. Tras recibir la aprobación de sus accionistas, la empresa completó el 10 de diciembre la adquisición de la canadiense Turquoise Hill por valor de 3.300 millones de dólares, lo que le otorgó el control de la mina de cobre Oyu Tolgoi de Mongolia. En marzo, Rio Tinto adquirió la mina argentina de litio Rincón por 825 millones de dólares australianos.

Con dos de las mayores mineras del mundo involucradas en fusiones y adquisiciones, puede desprenderse que está en juego una posición estrategia de gran envergadura. Esperamos más actividad el año que viene.

 


CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información.