Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 77% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

¿Comienza una nueva fiebre del oro?

Parece que la caza ha comenzado. La caza del oro y la plata, para ser precisos. El comportamiento de los dos metales preciosos en los últimos 18 meses ha sido probablemente diferente de lo que esperaba la mayoría de los observadores del mercado. El oro ha sido popular entre los inversores porque tradicionalmente se ha utilizado como depósito de valor y como cobertura contra la inflación. Lo sorprendente fue que, a pesar de las mayores tasas de inflación en más de 30 años, los precios de los metales preciosos no se beneficiaron. La guerra y el caos en Ucrania y las tensiones y distorsiones geopolíticas que se produjeron, tampoco ayudaron a los metales preciosos a ganarse su apodo de activo refugio. El oro llegó a caer hasta un 22% en su punto álgido. La plata tampoco pudo escapar al tirón bajista e incluso perdió más de un 41% en su punto más alto desde sus máximos del verano. Sin embargo, el futuro incierto que siguen teniendo los valores tecnológicos, la volatilidad de los mercados y los agudos riesgos geopolíticos han creado un caldo de cultivo perfecto para los metales preciosos.

Sentimiento agudamente malo

A finales de octubre de 2022, los precios del oro y la plata marcaron mínimos y, al mismo tiempo, el pesimismo sobre los metales preciosos estaba en un punto máximo. Pocos inversores son capaces de darse cuenta de que los acontecimientos en el mercado y las publicaciones en determinados medios financieros son indicio de un extremo de mercado. A menudo, estos titulares o tesis pueden interpretarse intuitivamente como indicadores contrarios o contrarian. Otros ejemplos los podemos encontrar cuando las celebridades (como modelos o estrellas de cine) respaldan una clase de activo, o cuando el taxista comenta oportunidades de inversión sin riesgos, e incluso, en la portada de una revista que proclama una opinión firme sobre un activo concreto. La suposición básica es que, cuando un periodista o editor de la corriente dominante dedica finalmente una portada a una tendencia del mercado, a un país o a una persona, supone que la historia o el tema ha estado de moda en el mercado durante bastante tiempo y, probablemente alcanzará pronto su punto álgido

De forma paralela al sentimiento contrario respecto al oro, asistimos a fuertes salidas de flujos de fondos de inversión u otros instrumentos financieros vinculados al oro. Fue incluso el periodo más largo de salidas netas en casi 10 años. Esta situación ha cambiado y el mercado está registrando sus primeras entradas netas en mucho tiempo.

Los bancos centrales son compradores

Pero no es sólo el miedo lo que apuntala al oro. Los bancos centrales de los mercados emergentes continúan comprando oro para diversificarse y alejarse del dólar. En esta ocasión, también los bancos centrales de los países del G7 se suman a los compradores. Al mismo tiempo, la deuda mundial ha vuelto a aumentar y el déficit comercial estadounidense también podría registrar nuevos máximos el próximo año.

La plata tiene demanda y parece barata respecto al oro

La industria necesita más plata y se espera que la demanda aumente a 539 millones de onzas este año. La electrificación en curso de los vehículos, la creciente adopción de la tecnología 5G y los compromisos de los gobiernos con infraestructuras más ecológicas harán que la demanda industrial supere con creces los vientos en contra a nivel macroeconómico y la menor demanda de electrónica de consumo. Los fabricantes de automóviles utilizan más plata a medida que aumenta la proporción de componentes electrónicos en los vehículos, pero el sector sólo representa alrededor del 5% de la demanda total. Los paneles solares representan alrededor del 10% de la demanda de plata.

La relación oro-plata es un indicador de la relación entre el precio del oro y el precio de la plata. Para ello, el precio de una onza troy de oro se divide por el precio de una onza troy de plata. Por tanto, la relación oro-plata podría dar respuesta a la pregunta de cuál de los dos metales preciosos está actualmente más sobrevalorado o infravalorado.

Para los inversores, este ratio puede ser útil para analizar la ponderación del oro y la plata en su cartera personal de activos. Cuanto más pronunciada sea una sobrevaloración o infravaloración, mayor será la probabilidad de que el mercado realice en el futuro el correspondiente ajuste de precios.

La relación plata-oro volvió a subir en agosto hasta situarse cerca de máximos históricos. Tras el desplome de Corona, la plata superó con creces al oro. En la actualidad, se necesitan algo más de 82 onzas de plata para comprar una onza de oro. En pocas palabras, la plata está históricamente muy infravalorada en comparación con el oro. Por consiguiente, si cambiara el entorno de los metales preciosos, el precio de la plata podría volver a recuperarse con mucha más fuerza que el del oro.

Ratio entre la onza de plata y la onza de oro / Pulsa para ampliar

Fuente: elaboración propia a partir de Trading View. Gráfico semanal 29/11/22


CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información.