Semana de menos a más, una vez se disiparon los temores iniciales a que los ataques del pasado fin de semana sobre las explotaciones petrolíferas en Arabia Saudita desembocaran en una crisis geopolítica con consecuencia impredecibles. La falta de una escalada por el momento ha atenuado una buena parte de las subidas en el precio del petróleo, lo que ha provocado que los mercados de valores se recuperen de sus mínimos. No obstante, sigue habiendo una gran inquietud de fondo.

La presión sobre los precios del cobre, el petróleo crudo y el mineral de hierro ha empujado al dólar australiano por debajo de 68 centavos de dólar, a pesar del debilitamiento general del dólar estadounidense. El aumento de ayer en el desempleo australiano aportó razones para la venta de dólares, pues otorga una mayor probabilidad de reducción de tipos de interés en el próximo mes de octubre.

En cuanto a los bonos, es probable que la Fed inyecte más liquidez en un mercado que parece estar sufriendo una escasez de dólares estadounidenses, y probablemente continuará haciéndolo hasta el final del trimestre, a medida que los bancos y los fondos de cobertura arreglen sus balances y aumenten sus niveles de efectivo.

Las reuniones de diferentes bancos centrales de esta semana han contribuido a moderar parte de la expectación previa.  No solo la Reserva Federal ha reducido de nuevo los tipos, sino que el Banco Popular de China recortaba ligeramente su tasa de préstamo de un año esta mañana. El Banco Nacional Suizo, el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra dejaron sin embargo la política monetaria sin cambios. No obstante, la falta de una acción más agresiva por parte de todos estos bancos parece dar la impresión de que todos están operando al límite de su capacidad para mitigar cualquier debilidad económica adicional.

Ayer, la OCDE reconoció los desafíos que enfrenta la economía global al rebajar sus pronósticos para la economía global para 2019 del 3,2% al 2,9%, el nivel más bajo desde 2009.

Gráfico. Dólar australiano/dólar USA en velas diarias

Fuente: plataforma Next Generation de CMC Markets

 

CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 75% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.