El 69% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

News

Indra: Una buena situación técnica

El negocio de Indra se divide en dos, soluciones para el transporte y defensa (T&D), y consultoría de transformación tecnológica digital a través de su filial Minsait. Las ventas para el año 2020 se dividen en un 37% T&D y un 63% Minsait. Dentro de T&D las ventas de dividen en un 20% tráfico y transporte y un 17% defensa y seguridad. Las ventas para Minsait se dividen en un 19% industria y energía, un 22% servicios financieros, un 8% telecomunicaciones y un 14% servicios públicos. Los beneficios antes de intereses e impuestos (EBIT) para el 2020 se divide en un 68% T&D y un 32% Minsait, con un margen EBIT del 7,3% y 2,0%, respectivamente. Claramente sus servicios en T&D componen la mayor parte de sus beneficios para el 2020. El 52% de sus ventas para ese año se producen dentro de España y el resto en mercados internacionales, principalmente en Latinoamérica.

Fuente: Página web Indra

Aquí podemos ver la evolución de diversos indicadores. La reserva de pedidos (Backlog) ha evolucionado con una subida del 13% de media al año desde 2015 hasta 2020, con un total de un 64%. Los ingresos (Revenues) han aumentado desde los 2.850 millones hasta los 3.043 millones, un 6,77%. El margen EBIT se ha mantenido estable desde 2016 hasta 2019 y luego ha retrocedido hasta el 4%. El beneficio neto se sitúa en -65 millones de euros para el año 2020. El flujo de caja libre (FCF) se sitúa en los 83 millones de euros. La deuda neta está en los 481 millones de euros para el año 2020.

                Ahora analizaremos varias ratios para saber el estado fundamental de la empresa. Vamos a dividir el análisis de ratios en varias categorías.

Fuente: Morningstar

                La rentabilidad económica (ROA) mide la eficiencia con la que la empresa está utilizando sus activos para conseguir beneficios. Se calcula dividiendo los beneficios netos entre los activos totales. En el caso de Indra para el año 2020 está en negativo en -1,48% y para el 2019 se sitúaba en 2,9%. Estos valores son bastante bajos para una empresa de este tipo, lo que se espera son nos gustaría ver valores más altos en torno al 4%. La rentabilidad financiera (ROE) mide la capacidad de generar beneficios con el capital propio de la empresa. Se calcula dividiendo beneficio neto entre el patrimonio neto.  Para 2020 se sitúa en -9% y para 2019 en 17%. Para una empresa de estas características se esperaría un ROE alrededor de un 20%. Algo que ha conseguido durante los años 2016 hasta 2018. Esta caída del ROE va en línea con los resultados con signo negativo de los ingresos netos obtenidos en 2020, lo cual tradicionalmente en situaciones normales podría señalizar una falta de oportunidades de inversión.

                En cuanto a las ratios de liquidez, podemos calcular la ‘quick ratio’. La ratio ‘quick’ mide la liquidez de una empresa en el corto plazo. Para esta empresa esta ratio se sitúa en 0,99 para el 2020 y 1,02 para el 2019. Se esperaría como os indicamos en los anteriores apartados que esta ratio se encuentre por encima de 1.

                La ratio deuda-patrimonio nos indica el apalancamiento de la empresa. Esto se calcula dividiendo los pasivos totales entre el patrimonio neto. Para Indra, la ratio deuda-patrimonio para los años 2020 y 2019 se sitúan en 5,52 y 4,39, respectivamente. Esto significa que la empresa tiene 5 veces más deuda que patrimonio neto.

                Por último, tenemos las ratios de valuación que aparecen en la imagen superior. El P/E para el año 2020 se sitúa en 58,36. Esto significa que los inversores están dispuestos a pagar 58 veces los beneficios de 2020 por las acciones de esta empresa, un número bastante elevado. El P/B para el 2020 se sitúa en 1,77, lo cual significa que los inversores están pagando casi 2 veces más por las acciones que el valor de libro.

                En definitiva, basados en el análisis del ROE, la información parece indicar que Indra Sistemas SA se encuentra en una situación fundamental en declive desde el año 2019. También hemos de considerar si es buen momento para entrar ya que estamos pagando casi 60 veces los beneficios de 2020, sin duda un nivel muy alto.

Fuente: Next Generation CMC Markets (Velas Semanales)

Desde un punto de vista técnico, lo primero que destaca es el posible Hombro-Cabeza-Hombro invertido que vemos en el gráfico semanal con un ‘neckline’ o cuello en los 8,50€. También vemos que la media de 50 periodos está por debajo del precio, indicando una posible tendencia alcista. Además, el RSI (14) está en niveles muy razonables del 56%. Si tomamos este gráfico semanal como referencia, podríamos posicionarnos en largo con un stop-loss por debajo del hombro derecho y esperando a que rompa por encima del cuello en los 8,50€, lo cual nos indicaría precios al alza. Si por el contrario el precio se detiene en los 8,50€ y consigue romper por debajo de 7€, el H-C-H será invalidado y podríamos ver niveles de los 5€ repentinamente.

Fuente: Next Generation CMC Markets (Velas Diarias)

Si miramos el gráfico diario, vemos la formación del hombro derecho entre los 7€ y los 8,50€. Sí es verdad que estamos cotizando por encima de la media móvil de 50 periodos, una buena señal para una potencial tendencia alcista. El RSI (14) en este gráfico se encuentra por encima del 50% pero sin llegar a niveles de sobre-compra. Si estamos operando más en el corto plazo, podemos posicionarnos en corto en los 8,50€ con un stop-loss por encima de ese nivel o en largo a los 7€ con el stop-loss ligeramente por debajo de ese nivel. De todos modos, siempre es difícil ir en contra de la tendencia semanal que cada vez en más alcista.

Alfredo Pardo – Sales Executive


CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información.

Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 69% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.