El 78% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

Los 3 errores de trading más comunes y cómo evitarlos

Hoy en día es más fácil que nunca operar en miles de mercados financieros pero algunas cosas nunca cambian y los nuevos traders pueden acabar cometiendo algunos de los errores de trading más comunes.

¿Cuáles son los tres errores más comunes y cómo puede evitarlos?

No calcular bien el equilibrio entre el riesgo y el beneficio

Los estudios revelan que el principal error de los traders que tienden a registrar pérdidas es que no calculan bien el equilibrio entre riesgo y beneficio. Muchos mantienen una posición perdedora con la esperanza de que el mercado se dará la vuelta y esa pérdida se convertirá en ganancia. El enfoque contrario también puede aplicarse a las ganancias: un gran número de traders se da demasiada prisa en recoger beneficios porque teme perderlos si no lo hace.

Por supuesto, estos comportamientos van en contra del conocido dicho del mercado que aconseja «cortar las pérdidas y dejar correr (es decir, dejar que aumenten) los beneficios». El cálculo es muy sencillo en este caso: si un trader pierde cien en operaciones que salen mal y solo gana cincuenta en aquellas que funcionan, lo más probable es que su cuenta de trading se mueva en una sola dirección: hacia abajo.

Antes de realizar una operación, debe comparar el beneficio potencial con el riesgo que está dispuesto a asumir (el ratio riesgo-beneficio). Como regla general, el beneficio potencial debería duplicar (como mínimo) la cantidad que podría perder si el precio se mueve en la dirección equivocada.

Si la operación no cumple con este requisito, lo más sensato es dejarlo pasar y esperar a que surja una nueva oportunidad que le ofrezca un equilibrio riesgo-beneficio más favorable. Obviamente, este tipo de decisiones requieren disciplina, algo que les falta a muchos traders.

La paciencia

La paciencia es otro rasgo que resulta muy útil a la hora de operar pero que a muchos nos falta cuando nos iniciamos con el trading. El acceso constante a los mercados, las noticias de última hora y las variaciones de precios pueden llevarnos a pensar que hay que actuar a la velocidad del rayo. Pero, ¿cuántas veces ha abierto una posición y le ha decepcionado que el mercado no siguiera inmediatamente la dirección que esperaba?

En realidad, que usted haya decidido que el mercado debería moverse en cierta dirección rara vez implica que el mercado lo hará en cuanto introduzca su orden.  Recuerde que el mercado no estaba esperando pacientemente a que usted decidiese comprar o vender para seguir su camino.

Las operaciones requieren tiempo para desarrollarse por lo que, si ha identificado algo que considera una buena oportunidad, adopte una posición y déle tiempo al mercado para demostrar que estaba en lo cierto. Las órdenes de stop-loss son una herramienta muy importante para protegerse en caso de que las cosas se tuerzan pero no las coloque tan cerca del punto de entrada que lo saquen de la operación por una simple fluctuación de precios.

Arriesgar demasiado capital en una sola operación

El tercer error más habitual está relacionado con la cantidad financiera que se pone en riesgo. La triste realidad es que la mayoría de la gente arriesga demasiado en una sola operación.

Si, por ejemplo, usted dispone de mil libras en una cuenta, arriesgar 200 en el potencial rebote del euro resultaría temerario para cualquier trader profesional. Si, cuando una operación salga mal, usted pierde un elevado porcentaje de su cuenta, es probable que su cuenta no dure mucho.

Aunque parezca conservador, la mayoría de los traders profesionales no arriesgarían más de un 1-3% del valor financiero de su cuenta en una idea de trading. Dicho de otro modo, es mejor empezar aplicando un enfoque conservador, aunque esta idea vaya en contra de la naturaleza de muchos aspirantes a trader.

CMC Markets es proveedor únicamente de servicios de ejecución. La información facilitada (independientemente de si declara alguna opinión) ha sido elaborada a efectos meramente informativos y no tiene en cuenta sus circunstancias u objetivos personales. Esta comunicación no constituye (ni debe interpretarse como que constituya) un asesoramiento en materia financiera, de inversión o de otra índole en el que fundamentar sus decisiones.   Las opiniones versadas en esta comunicación no constituyen una recomendación por parte de CMC Markets o del autor de que una determinada inversión, valor, operación o estrategia de inversión sea adecuada para una persona concreta.

CMC Markets no respalda ni opina sobre las estrategias de trading empleadas por el autor. Las estrategias de trading empleadas no garantizan la obtención de beneficios y CMC Markets no se responsabiliza de las pérdidas sufridas, ya sea directa o indirectamente, derivadas de inversiones realizadas fundamentándose en la información contenida en el presente documento.

Cuenta real

Acceda a más de 10.000 instrumentos a través de una plataforma profesional y útiles herramientas de análisis.

Abrir una cuenta real

Cuenta demo

Opere CFDs con nuestra cuenta Demo: 10.000 euros virtuales y sin riesgo.

Abrir una cuenta demo

Cuenta demo

Pruebe la operativa de CFDs con fondos virtuales y en un entorno sin riesgos.

Cuenta real

Acceda a nuestra completa selección de productos, herramientas y funciones de trading.

TOP

Este sitio web utiliza cookies para optimizar la experiencia del usuario. Para aceptar las cookies, continúe usando nuestro sitio web como siempre. Alternativamente, puede modificar sus preferencias accediendo a nuestra Política de cookies

Cerrar
Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 78% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.