Los principales índices de acciones mundiales han cerrado un mes de mayo con caídas, que ya se vislumbraban incluso antes de la intención del Presidente Trump de aplicar nuevos aranceles esta vez en las importaciones mexicanas, a finales de la semana pasada.

La semana pasada, el DowJones 30 tuvo su peor racha semanal de pérdidas desde 2011, mientras que el Stoxx 600 alcanzó un mínimo de tres meses. En una señal de que los inversores se están poniendo cada vez más nerviosos, los mercados de bonos se dispararon: el Bund alemán registraba un bajo rendimiento récord de -0,2%, y los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE. UU. caían a mínimos de dos años a medida que los inversores rechazaban las exposiciones de crecimiento.

Durante la semana pasada, hemos visto fuertes caídas en petróleo, así como en las acciones europeas y estadounidenses, que caían con fuerza a finales de semana ante la escalada del conflicto comercial, en este caso de Estados Unidos con México. El dólar estadounidense revirtió la fortaleza reciente.

La incertidumbre económica sobre el comercio también ha tenido efecto en los datos económicos mundiales, en particular en el sector manufacturero: la semana pasada, los últimos datos del PMI manufacturero chino mostraron una desaceleración desde los 50,1 en abril, llegando a 49,3 en mayo, y el subíndice de empleo alcanzó su nivel más débil desde 2009.

Una de las principales preocupaciones de los mercados es la búsqueda de sanciones económicas para perseguir objetivos políticos. La amenaza de mayores aranceles a menos que México frene la inmigración no autorizada a los Estados Unidos abre un nuevo frente en la disputa comercial global. Los inversores parecían haber asumido que Estados Unidos intente buscar mejores términos de intercambio con China, aceptando el impacto que pudiera tener en los mercados en el corto plazo. Sin embargo, la recompensa económica para intentar desacelerar o detener la inmigración podría ser un obstáculo potencial para la economía de los Estados Unidos.

Hoy conoceremos la publicación del índice ISM de Estados Unidos. El pronóstico es una expansión modesta, pero podría haber sorpresas tras la desaceleración de la inflación en Estados Unidos que se conocía el pasado viernes.

 

CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 77% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.