Los mercados de acciones han pasado a un segundo plano, el foco sigue en el mercado del petróleo y en las posibles consecuencias tras el ataque a las explotaciones petrolíferas de Arabia Saudita el pasado fin de semana. Hubo un lenguaje más moderado sobre los ataques: el presidente Trump reiteró el apoyo a los sauditas, pero atenuó los comentarios anteriores con el compromiso de esperar la prueba definitiva antes de tomar medidas. Las autoridades sauditas afirmaron que se usaron armas iraníes, pero no acusaron directamente a Irán de los ataques.

La pérdida de producción de Arabia Saudita, alrededor del 5% de su capacidad global, llevó a los EE. UU. a barajar la posibilidad de liberar algunas de sus reservas estratégicas de petróleo si los precios continuaban subiendo, aunque no hay que olvidar que los precios del petróleo aún están por encima del 20% por debajo de sus picos del año pasado.

Estos acontecimientos, junto al anuncio de un acuerdo comercial entre los EE. UU. Y Japón, hizo que los índices estadounidenses se recuperaran de los mínimos intradía. A pesar de las amplias expectativas de que haya un recorte de tipos de interés por parte de la Reserva Federal mañana, el dólar estadounidense se fortaleció y en consecuencia el oro disminuyó su cotización.

El anuncio de un acuerdo comercial limitado sobre agricultura, aranceles industriales y comercio digital entre Japón y los Estados Unidos aumenta la esperanza de un acuerdo con China.

La reunión de la Fed de mañana miércoles es el evento clave de esta semana. Hay muchas posibilidades de un recorte de 25 puntos básicos, y cualquier movimiento adicional hacia otros dos recortes este año podría debilitar al dólar estadounidense. En todo caso, no es totalmente descartable que la Fed no tome ninguna medida en esta reunión en espera de ver cómo evoluciona la economía así como las incertidumbres imperantes, teniendo en cuenta la cercanía de la última bajada de tipos y la posible intención por parte de la Fed de desvincularse de las presiones de Trump y reafirmar así su independencia.

La economía alemana volverá a estar bajo enfoque esta mañana, con la última encuesta de sentimiento económico ZEW para septiembre. El mes pasado, la encuesta alcanzó su nivel más bajo desde diciembre de 2011 en 44,1 puntos, y es probable que se mantenga débil en territorio negativo.

 

CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 75% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.