A primera vista cualquier lector podría pensar que no tiene sentido asociar en una misma estrategia o cartera las acciones de Repsol y de IAG, ya que en principio cuando una se vea favorecida por el precio del crudo la otra se verá penalizada. Pero en bolsa a veces puede ser una buena opción escoger compañías que pueden tener una buena evolución por separado, ya que siempre existen otros factores en la cotización además del crudo, como por ejemplo el aumento de las ventas (número de asientos) o del margen (en el refino del petróleo), o la situación de la cotización actual: si está infravalorada (como Repsol) y si tiene un “momentum” de mercado muy bueno (como IAG). Lo anteriormente indicado se puede apreciar en la evolución de sus cotizaciones en el último año: Además si tenemos en cuenta un escenario para los próximos meses de un petróleo estable entorno a los 50$ dólares, estó supondría para Repsol un precio del crudo en línea con su plan estratégico, con lo que se elevarían las probabilidades de llevar a cabo con éxito dicho plan. En el caso de IAG supondría un abaratamiento en sus costes de fuel ya que las aerolíneas suelen tener una parte del total anual cubiertas con antelación, por lo que tardan más en beneficiarse de las bajadas del precio del petróleo. Además en el caso de las aerolíneas también se verán influidas por el crecimiento de las economías y del negocio de las empresas, viendo incrementados el número de viajeros transportados, y por consiguiente lograrán un aumento de los beneficios, al menos en compañías con IAG que han realizado un ajuste de costes recientemente y se están beneficiando de las sinergias producidas por la operativa de sus distintas marcas comerciales: British Airways, Iberia, Aer Lingus o Vueling. Por otro lado Repsol está llevando a cabo un ajuste en su cartera industrial, poniendo a la venta activos no estratégicos y poniendo en valor otras adquiridas con la compra de la petrolera canadiense Talisman. Otro aspecto a valorar es el reparto por dividendo que ofrece una compañía, en el caso de Repsol, actualmente es una de las compañías que más dividendo reparte con sus accionistas, que además se vería aumentado si la compañía va cumpliendo el plan estratégico presentado hace unas semanas. Por su parte IAG acaba de anunciar la vuelta de su dividendo el próximo 7 de Diciembre de 0,10€ y que irá aumentando durante los próximos meses. Repsol abonará dividendo también el último mes de 2015, será el próximo 21 de Diciembre y abonará 0,35€ por acción. No obstante para más información sobre dividendos y el posible rally de navidad, podéis consultar el reciente artículo “Draghi y los dividendos de estas Navidades”. También puede ser una estrategia acertada desde el punto de vista que si una tiene peor evolución por la variación del crudo, la otra en principio es posible que tenga una evolución mejor, no obstante es importante tener en cuenta lo indicado anteriormente, respecto a que existen más factores que influyen en la cotización de ambas compañías cotizadas. Por último indicar que en hipotéticos sucesos como el atentado de Paris o tensiones geopolíticas, el sector turístico y por ende de aerolíneas se verá más perjudicado, pero por el contrario, el sector de materias primas y el petróleo en particular verán aumentar sus cotizaciones, por lo que una vez más ayudará a equilibrar una posible cartera. Síguenos en Twitter @CMCMarketsSpainHernán Sánchezwww.cmcmarkets.es CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información.