Hola a todos, No puede estar más de actualidad el Referendum en Grecia del domingo. Trending Topics relacionados con el tema inundan las redes, los economistas dan su opinión sobre las consecuencias de los resultados y mientras, los mercados parece que ofrecen tregua hasta el domingo. Eso sí: lejos de momento de cerrar el gap bajista abierto el lunes. Es tan controvertido el tema, que se podría hablar también del "si" o el "no", pero no haciendo referencia a las opciones en la votación, sino a la necesidad del propio referéndum... Esta semana escribía Stiglitz en The Guardian acerca de la votación. Stiglitz es premio Nobel de Economía en 2001, junto con Akerlof y Spence, gracias principalmente a su aportación a la Teoría de la Información Asimétrica. No es europeo, es americano; de Indiana. Una mayoría de “No”, (dice Stiglitz) daría la posibilidad a Grecia de “coger su destino en sus manos” (…) “tener un futuro aunque no tan prospero como el pasado más esperanzador que el presente”… Otro premio Nobel, Paul Krugman, también ha criticado las consecuencias del “Sí”. Realmente es complicado. Cierto es que en los últimos años se han llevado a cabo medidas de austeridad, que no han conseguido salvar al país de una situación catastrófica. Pero también es cierto que dichas medidas no han sido suficientes, y que el país venia de una situación en la que durante años el gasto público fue superior a lo debido. Por lo que ahora, las medidas para arreglar el daño ya hecho se antojan muy dolorosas a la población griega. Parece que el SI (según las encuestas) será el ganador, lo que demostraría que las promesas de Varufakis no se han podido cumplir. La misma población que le votó es la que votará el domingo en el referéndum. Si sale el Sí al menos se aseguran una estabilidad en cuanto al sistema bancario se refiere, con opción a las líneas de crédito (no solo las de urgencia) del BCE en el futuro. Tengamos en cuenta que una vuelta al dracma implicaría pagar con una moneda devaluada, por lo que las importaciones saldrían muy caras a los griegos, y se originaria una hiperinflación, con la pérdida de poder adquisitivo que esto implica. En fin, en cualquier caso nadie ha dicho que la situación sea fácil. El propio Stiglitz califica de “duro” aconsejar sobre la votación. El Ibex mientras a la espera, con los ojos puestos en los 11.000 puntos, nivel que implicaría volver al retroceso de Fibonacci del 38,2% de toda la subida iniciada en 2015. Un “SI”, podría estabilizar los mercados, que celebrarían al menos la continuidad de Grecia en el Euro; cierto es que la fiesta no será tal en el día a día de Grecia, ya que continuará prácticamente como hasta ahora. Pero podrán acceder una mayor estabilidad, al menos bancaria. Mientras el EUR/USD se apoya en niveles de 1,105 impulsado este descenso tambien por los datos macro americanos, los últimos mejor de lo esperado. En el corto plazo el soporte de los 1,1136 se convierte ahora en resistencia, a la espera, como no, de lo que pase el domingo. Les deseo lo mejor Sara Carbonell Suárez-Ibaseta Relationship Manager Este post es solo informativo y no constituye asesoramiento financiero ni pretende influir en las decisiones de inversión de los lectores.