Un pullback, en el argot del análisis técnico, es una vuelta a una línea de soporte ahora convertida en resistencia, para volver a la tendencia bajista  previa a la ruptura. Se trata de una “segunda oportunidad” que ofrece el mercado, si no hemos sido capaces de entrar o de seguir en la tendencia una vez roto el soporte anterior.

En el caso que nos ocupa, mostramos la cotización del oro en velas semanales.

La barrera de los 1365 dólares por onza tanteada en enero y abril de este año supuso un nivel infranqueable, suponiendo a la postre un doble techo pues también había sido una zona de resistencia con giro en el verano de 2016. Desde ahí inició una tendencia bajista que se confirmó en el mes de julio de este año con la pérdida del soporte de los 1235 dólares, continuando en consecuencia la caída. Desde los mínimos de agosto inició un rebote contratendencial que le ha llevado a intentar situarse por encima de este último nivel, ahora convertido en resistencia, pero de forma infructuosa. Es lo que se conoce como un pullback: una vuelta al otrora soporte y ahora resistencia, volviendo a retomar ante la imposibilidad de su superación la tendencia previa que no es otra que bajista. Suele ser una situación de mercado bastante provechosa, ya que tenemos la zona de stop controlada (la superación de la resistencia más un filtro) y el objetivo de beneficio suele ser amplio, por lo que tenemos una adecuada situación de riesgo/beneficio.

El movimiento actual podría llevar al oro hasta niveles de 1205 dólares en primera instancia, lo cual supondría visitar la alcista de corto plazo que inició el pasado mes de agosto. La zona de stop debe situarse en este tipo de estrategia en la resistencia más un filtro.

 

Tengan un feliz trading

 

José Luis Herrera

Analista de CMC Markets

Síguenos en twitter @CMCMarketsSpain

 

CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento.

Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal  (ni como adecuada para una persona  concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información.