Hola a todos, Hoy estamos viviendo una jornada teñida de rojo, marcada por el desplome de nuestro selectivo, que lidera las pérdidas de las principales plazas europeas. La prima de riesgo ha superado los 200 puntos, reflejando de nuevo debilidad en la confianza. Y todo…¿por qué? Pues por lo que venimos hablando desde hace casi un año: el “temido” fin de estímulos. Los rumores (avivados por Wall Street Journal) hacen que los mercados estén descontando algo que en realidad ya sabemos que va a ocurrir. En principio el fin de los estímulos debería ser “poco a poco” y con margen hasta finales de año; ese es el momento en el cual debería cumplirse el objetivo de desempleo en USA, en torno a un 6%. Si este objetivo se cumple, significará que los QE han hecho su efecto: es decir, han avivado la economía a través de inyección de liquidez y tipos bajos (lo que hace que las empresas se financien más barato, cuya consecuencia es un aumento de la inversión, por lo que se reactiva la producción, y por tanto el empleo). Cuando todo esto ocurra los tipos de interés en USA se incrementarán, por lo que (entre otras consecuencias) el dólar se apreciará frente a una cesta formada por las principales divisas. Entre ellas, por supuesto, las emergentes. (Incluyendo el rand sudafricano del que como sabéis ya hemos hablado en varias ocasiones en este blog). http://www.cmcmarkets.es/es/blog/2014/01/21/sud%C3%A1frica-continuaci%C3%B3n-y-el-platino El peso argentino, como ya sabemos, se ha llevado la peor parte, ya que el Banco Central ha decidido no intervenir como habitualmente. El gran desplome de esta divisa ha hecho saltar las alarmas y, unido a las expectativas de lo que se decidirá en la próxima reunión de la FED (miércoles 29 de Enero) , ha provocado una oleada “contagiosa” de ventas en el mercado de Forex. (Ofreciendo, por cierto, oportunidades de trading, especialmente en los cruces frente al dólar, como el Rand Sudafricano o el Dólar Australiano que han descendido hoy considerablemente). (El Euro por su parte esta “manteniendo el tipo” cotizando en niveles de 1,37, aunque con mucha volatilidad y mínimos de 1,36643.) Aquí, en casa, la depreciación (desplome) del peso argentino hace que se debilite la exposición a todas las compañías que poseen gran parte de su negocio en Argentina, como son BBVA, Santander o Telefónica. Y ahora la pregunta es: ¿Altera esto las perspectivas del índice a largo plazo? ¿Están cambiando las perspectivas alcistas que veníamos comentado para los diferentes sectores (banca, constructoras…)? Pues como siempre, el análisis técnico ya “contiene” los acontecimientos fundamentales (macro) en sus gráficos, por lo que podemos decir lo siguiente: -A corto plazo: han saltado los stops hoy (niveles de 10.200). Desde un punto de vista técnico habría que vigilar el nivel de los 9.764 y por supuesto el de los 9.463, ya que si rompiese este segundo nivel se estaría cerrando el gap alcista iniciado en Diciembre. Si rompe el primer nivel, también se podría tomar el segundo como objetivo para posiciones bajistas. -A largo plazo: realmente desde un punto de vista técnico no hay nada que cambie lo dicho anteriormente en este blog (a excepción que la vela mensual de Enero dibuja cada vez un cuerpo más pequeño, haciendo perder fortaleza a la tendencia). Desde un punto de vista fundamental las perspectivas de crecimiento global, la recuperación económica local, la reestructuración bancaria, los bajos tipos de los depósitos…deberían ser factores que avalasen un recorrido alcista para el índice en los próximos meses. Ahora bien: si la FED toma decisiones más drásticas de lo que se esperaba en un principio (como no hacerlo “poco a poco”), y monedas que afectan tanto a nuestras grandes empresas se desploman haciendo temblar la estabilidad económica de su país, podría darse la vuelta a todos los razonamientos anteriores. Por si acaso, y siempre recordemos que vale más ser prudentes: nivel de stop en entornos de 9.300 y objetivo de rentabilidad el retroceso del 50% de Fibonacci: los 11.000 como ya hemos comentado en otros posts. Ahora bien, hay que saber respetar la estrategia y “aguantar” con la posibilidad de estar viendo la posición caer hasta el nivel de stop. Saludos