La formación de diamante es una figura no muy habitual, que suele preceder a un cambio de tendencia. No suele afectar a la tendencia primaria, por lo que el movimiento una vez rota la figura tendrá más importancia en una tendencia secundaria.

Durante la formación de la figura, el volumen es irregular.

En el caso del Dax30, la posible figura se ha estado formando tras una tendencia previa bajista por lo que buscaríamos una ruptura previsiblemente alcista, en reversión de la tendencia previa.

Vayamos al gráfico. Se da la circunstancia, además, que el índice se ha apoyado en la línea tendencial que dio comienzo en los mínimos de febrero de 2016, lo cual sería un segundo argumento para apoyar la posibilidad de que los mínimos de la semana sean una zona de giro para, al menos, un rebote más sostenido.

 

Gráfico Alemania30 en velas diarias

Fuente: plataforma Next Generation CMC Markets

En el siguiente gráfico se puede observar el apoyo en la directriz de tendencia comentado.

Gráfico Alemania30 en velas semanales

Fuente: plataforma Next Generation CMC Markets

 

No hay que olvidar que un cierre por debajo de la figura invalidaría el escenario, y lo haría potencialmente bajista hacia niveles de soporte inferiores ya que posiblemente supondría además la perforación de la línea de tendencia.

 

Tenga un feliz trading