No voy a ser yo quien cuestione la idioneidad o no de la medida que ayer copaba tantos titulares: el plan de estímulos que finalmente ha sido aprobado por parte del Banco Central Europeo, para intentar reactivar la economía europea mediante la compra masiva de deuda. Los mercados de renta variable dejaban bien claro que se sienten muy cómodos con un plan que estimulará la recuperación, y se anotaban subidas que hoy están teniendo continuidad. Pero no todos los activos se benefician de las inyecciones de liquidez: al aumentar la oferta monetaria en euros, este plan de estímulos conlleva la lógica depreciación de la moneda europea, agudizado este escenario además por la situación de otras monedas como la libra y el dólar, que reflejan economías que están a punto que inicar una senda de subida de tipos. Ya sabemos que hay que operar siempre a favor de la tendencia, y no seré yo quien abogue por lo contrario. Pero también sabemos que hay tendencias primarias y tendencias intermedias, y que no tienen por qué coincidir todas en una misma dirección. Dicho esto, y sabiendo que el euro es manifiestamente bajista desde hace meses, voy a intentar analizar la situación frente a la moneda estadounidense...en seguida me explico. El gráfico a largo plazo que muestro a continuación refleja el movimiento del par desde los inicios de la cotización del euro. Tenemos un mínimo del euro/dólar en octubre del año 2000 en 0,8230, y tenemos un alto histórico en 1,6036 en julio de 2008 Si aplicamos los retrocesos por Fibonacci a todo el tramo de subida desde el mínimo hasta el máximo históricos, podemos ver cómo el euro/dólar se está apoyando en estos momentos en un nivel que hasta hace poco nos resultaba muy lejano: la zona de los 1,11-1,12. Este nivel supone un apoyo en el 0,618% de retroceso de toda la gran subida previa, lo que se considera como última oportunidad de apoyo si no queremos ver al activo dirigiéndose al origen del movimiento. De ahí que, a pesar de que la tendencia de fondo es bajista, es posible que a corto plazo pueda estar fraguándose un movimiento de recuperación para intentar corregir al menos en parte la caída previa (y el desplome de las últimas jornadas). En el siguiente gráfico muestro cómo el último movimiento bajista ha estado moviéndose en un canal que tendría como banda inferior precisamente la zona comentada, y por lo tanto serviría de argumento extra para apoyar la idea de una recuperación en el corto plazo. Y puestos a buscar otros argumentos, la situación con el "zoom" ampliado" es la siguiente: Esto es, un par que en velas de 240 minutos podría estar formando una figura de vuelta para el más estricto corto plazo, un martillo con implicaciones alcistas; tendría que confirmar, claro está, y a partir de ahí estudiaríamos niveles de posible objetivo. El RSI está intentando girar al alza, aviso a navegantes... Como no somos adivinos ni pretendemos serlo, todos estos argumentos se invalidarían si se pierden y confirman los niveles de mínimos de hoy, y el domingo hay una importante cita electoral en Grecia; ¿estará también descontado? José Luis Herrera Analista de CMC Markets Síguenos en twitter @CMCMarketsSpain