El precio de las acciones del Deutsche Bank tuvo un buen día ayer, cerrando un 3% más, aunque luego de la publicación de los números del segundo trimestre esta mañana, esa ganancia ha sido devuelta.

Hubo pocas sorpresas esta mañana para el banco más grande de Alemania, ya que reportó una pérdida mayor de la que se había avisado a principios de este mes. La pérdida trimestral de 3.200 millones de euros fue considerablemente más alta de lo que se esperaba a raíz de las grandes pérdidas de empleos anunciadas este mes, aunque esto podría ser simplemente como resultado de adelantar los costos de las 18.000 pérdidas de empleos que se están planificando. El banco ya ha avisado a 900 personas desde que se anunció el primer profit warning a principios de este mes.

El desempeño de la división de administración de activos fue brillante, lo cual es alentador dado que es donde la administración desea enfocar su atención en el futuro como parte del nuevo plan de negocios, fue un punto positivo en lo que fue un conjunto de números bastante decepcionante. Mantener el control de esta división será clave para el éxito de poder cambiar el negocio en los próximos años.

Por otro lado, el banco está buscando enfocar su atención en seguir adelante, es decir, asesorar sobre fusiones, adquisiciones, ventas de bonos y acciones, aunque ha habido una disminución del 30%en esta area, y eso debería preocupar a la administración si quieren inculcar confianza en su plan de cambio. Los ingresos disminuyeron un 6% en todos los bancos a nivel global, las transacciones en general, y está claro que se necesita trabajar más en esta área.

Los ingresos disminuyeron en todos los ámbitos, y el investment bank volvió a tener un rendimiento inferior. El negocio de acciones experimentó una caída del 32%, lo que ayuda a explicar por qué el banco está tratando de deshacerse de él.

El banco también dijo que espera que las pérdidas lleguen a 600 millones de euros y también espera afrontar las multas y los acuerdos legales que el banco ha tenido que resolver en los últimos 11 años.

Incluso sin los diversos cargos y pérdidas, el banco obtuvo un rendimiento inferior al esperado, con un ingreso neto para el trimestre de 231 millones de euros, mientras que el beneficio antes de impuestos fue de 441 millones de euros, en comparación con los 771 millones de euros del año anterior.

El panorama también parece turbio, y la administración dice que esperan que los ingresos sean considerablemente más bajos en el transcurso de los próximos 12 meses, esto debería preverse a medida que salen de una variedad de empresas con bajo rendimiento.

La gerencia tambié n expresó su preocupación, en línea con los comentarios similares de UBS ayer, sobre los impactos negativos del entorno de tasas bajas, y la posibilidad de que incluso tasas más bajas puedan obstaculizar aún más al banco.

En resumen, esta actualización tuvo poco que animar y es poco probable que los escasos datos económicos europeos de esta mañana ofrezcan mucho ánimo a la dirección del Deutsche Bank, dado que hace que un entorno de tasas bajas e incluso más negativas sea mucho más probable, lo que aumenta la presión sobre los ingresos en un banco que está más expuesto que la mayoría.

CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 75% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.