Los mercados continuaron con el rebote el pasado viernes, a pesar de los decepcionantes datos de nóminas no agrícolas en Estados Unidos. El dólar estadounidense recuperó a lo largo de la sesión las pérdidas iniciales.

La semana pasada vimos un repunte en los mercados bursátiles mundiales a medida que las tensiones se enfriaron en Hong Kong, y la relación comercial entre Estados Unidos y China rebajó las tensiones. Carrie Lam, directora ejecutiva de Hong Kong, pidió la retirada del controvertido proyecto de ley de extradición, y eso elevó el sentimiento en la región y en todo el mundo. Las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China están previstas para octubre, y eso proporcionó un mayor impulso a los mercados de acciones.

Durante el fin de semana, hemos conocido algunas cifras comerciales decepcionantes de China: las exportaciones cayeron un 1%, esperándose por parte del consenso un aumento del 2%. Las importaciones cayeron un 5,6%, mientras la estimación del consenso era de una caída del 6%. Las exportaciones de China a los EE. UU. disminuyeron un 16% anual, y las importaciones hicieron lo propio un 22,4%. Todas estas cifras subrayan la disputa comercial vigente.

El pasado viernes conocimos el importante dato mensual de nóminas no agrícolas: mostró que se agregaron 130,000 empleos, por debajo de lo esperado, y la lectura de julio fue revisada ligeramente a la baja. La tasa de desempleo se mantuvo estable en 3,7%, y los salarios anuales crecieron 3.2%, lo cual es una muy buena lectura si consideramos que el IPC es del 1,8%. Datos mixtos en general, en espera de la próxima reunión de la Fed.

El oro y la plata también sufrieron una volatilidad relativamente alta la semana pasada, corrigiendo con fuerza en una huida general de los activos refugio. A destacar que el oro alcanzó un máximo de seis años recientemente, mientras que la plata alcanzó su mayor nivel en dos años.

Este jueves, tendrá lugar la última reunión del BCE por parte del presidente Mario Dragui. Se espera que el BCE reduzca los tipos de interés y que anuncie la reanudación de las compras de bonos.

 

CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 75% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.