El 79% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

Podcast/Book

Lufthansa, rescatada por el gobierno alemán.

CMC Markets

Volviendo nuevamente al sector de las aerolíneas, como he comentado en anteriores artículos, dicho sector ha sido uno de los más afectados por la crisis del coronavirus. En anteriores ocasiones he hablado de IAG, Airbus e incluso de Aena.

Hoy es el turno de Lufhtansa, que es una compañía aérea alemana, considerada desde 2009 como la aerolínea más grande de Europa.

Debido a la situación de la crisis, la compañía se ha visto abocada a un plan de rescate del rescate económico por 9.000 millones de euros. Al parecer era la única opción que tenía la compañía para salvarse.

El plan de rescate ha sido alcanzado entre Alemania y la Comisión Europea. De no haberlo hecho, perdería los derechos de despegue y de aterrizaje. Es lo que se conoce con el término de “slot”.

Uno de los puntos que ha tenido que aceptar Lufthansa es ceder a franjas horarias de despegue y aterrizaje. Concretamente, la compañía deberá traspasar a un competidor hasta 24 slots diarios en los aeropuertos de Frankfurt y Munich. En un primer momento, la compañía no quería ceder ante esto, porque supondría un debilitamiento de su posición en los aeropuertos principales de Frankfurt y Munich, pero finalmente ha tenido que aceptar estas condiciones debido a la paralización de viajes casi por completo desde que se inició la pandemia y que generó pérdidas millonarias para el grupo y que ha tenido que ceder ante las autoridades gubernamentales.

La cesión de operaciones se destinará durante año y medio a una nueva compañía que no esté presente en estos aeropuertos a través de un proceso de licitación. En caso de que no surgiera ningún interesado, se sacaría a concurso entre los que ya operan en ellos.

Es cierto, que esto aún debe ser aprobado en la reunión extraordinaria del 25 de junio. También espera la autorización formal por parte de Bruselas.

Esta ayuda no se trata de una subvención, sino que el Estado tomará el 25% del capital de la compañía.

Hay otro asunto más con Lufthansa, y es que, a pesar de todas las complicaciones, se le sumó una más: Tener que salir al rescate de Austrian Airlines. Lufthansa pedía al gobierno austríaco 600 millones de ayuda, para contrarrestar los efectos del coronavirus, de los cuales sólo recibió 450. Pues bien, de esta última cantidad, 300 millones proceden de créditos avalados por el Estado y el resto del dinero viene de la Unión Europea que ha facilitado a Austria para compensar los daños generados por la pandemia.

La diferencia con la operación anterior donde interviene el gobierno de Alemania, es que, en este caso, el gobierno de Austria, no participa en el capital social de la aerolínea que seguirá siendo 100% de Lufthansa.

A pesar de todo ello, no ha sido el valor más castigado entre las aerolíneas. El mínimo lo hizo el pasado 24 de abril en los 7,18 €. Desde el 18 de febrero hasta el 24 de abril la acción cayó un 53%. Desde entonces y pesar de todas las complicaciones ha recuperado la mitad de lo perdido.

Según el análisis de Morningstar,  sus ingresos de explotación fueron bastante positivos en los años 2016, 2017 y 2018. En 2019 bajaron, y en 2020 ahora están en negativo debido a la crisis que está atravesando la compañía.

Su fair value o precio objetivo se sitúa en los 15,49 € y su cotización actual ronda los 9,96 €.

Os dejo un gráfico actualizado con la evolución de los últimos 12 meses donde se puede apreciar que la tendencia es bajista.

Feliz Trading!

José Manuel Bermúdez

Sales Exective en CMC Markets España

CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversi&oacute n o cualquier otro tipo de asesoramiento.

Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información.

Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 78% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.


CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información.

Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 79% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.