Buenas tardes, Continuando con el análisis de las perspectivas de Sudáfrica, y de los activos “exóticos”, vamos a ver hoy que posibilidades nos puede ofrecer su divisa, el rand sudafricano. Antes de nada, vamos a ponernos en antecedentes. La divisa sudafricana se encuentra en tendencia bajista frente a las principales divisas. Vamos a centrarnos concretamente en el par ZAREUR y ZARUSD, disponible, por supuesto, en nuestra Plataforma Next Generation. La debilidad del rand hace que para los inversores extranjeros sea más barato comprar bienes al país, especialmente materias primas. Sudáfrica es uno de los principales productores de platino, metal cada vez más utilizado en diversos sectores industriales, como el de automoción; la producción de este metal se ha visto paralizada en varias ocasiones por las huelgas en el país por parte de los mineros, lo que ha encarecido el precio del mismo (es una de las pocas materias primas con perspectivas de crecimiento en estos momentos de “estancamiento” o incluso “burbuja” de muchas otras commodities). Este encarecimiento del precio, ha estado suavizado por la depreciación del rand. Lógicamente a Sudáfrica, no le viene nada mal esta depreciación, ya que fomenta sus exportaciones. Por otra parte la cotización del rand está muy ligada a las decisiones que tome la FED respecto a tipos y al retiro de estímulos. Recordemos: los estímulos (la compra de bonos) consiguen bajar los tipos de interés del país. Esto hace que (teóricamente) las empresas puedan financiarse más “fácilmente” (con menores intereses, más barato), por lo que, en principio, debería aumentar el empleo. Si estos estímulos se retiran los intereses de la deuda americana tenderán a elevarse, bajando el precio de los bonos, y siendo más atractiva para los inversores que los “high yield”, como el sudafricano. Si los inversores internacionales retiran sus posiciones en países emergentes como Sudafrica ocurrirá lo contrario: venta de bonos: sube el precio y bajan sus intereses, por lo que su moneda “pierde atractivo” y se deprecia (aún más). Desde un punto de vista técnico nada me hace pensar en una apreciación del rand, tanto frente al Euro como frente al dólar, a no ser “forzada” por parte del Banco Central de Sudáfrica en caso de una salida excesiva de capital. Si nos fijamos en el primer gráfico (ZAREUR) el par nos tiene acostumbrados a realizar una pauta de “acción/reacción” en su tendencia, reflejándose dicha reacción con canal lateral. Como el actual. Mientras no supere el techo del canal a mi nada me hace pensar en un cambio de tendencia y en un rand apreciado frente al Euro. Respecto al segundo gráfico (ZARUSD): mismo razonamiento. ¿Dónde puede estar la oportunidad? Pues siendo prudentes: para medio plazo cuando el par rompa el suelo del canal (de forma significativa, como ha hecho en el pasado), para volver a tocar la línea de tendencia. Para trading a corto o intradía: podemos utilizar como niveles de referencia el techo y la base del canal. Espero que os haya resultado interesante. El próximo post lo dedicaremos al Platino, antes mencionado; un metal en el que personalmente confío por las múltiples aplicaciones que tiene en la industria.