Vivimos “tiempos difíciles” en los mercados en la actualidad y en especial para aquellos inversores que invierten a más largo plazo, ya que ven como sus carteras o inversiones sufren duros correctivos en cuestión de días o de semanas. Seguro que más de uno estará pensando en las caídas de los últimos meses que han supuesto que la mayoría de los índices mundiales y europeos coticen en pérdidas, incluso algún índice cotiza con caídas de dos dígitos. Por este motivo es importante tener en cuenta a la hora de invertir en una acción o al componer una cartera, diferentes aspectos como son: las expectativas macroeconómicas mundiales, la macro del país donde tiene actividad la empresa, como afecta todo esto al sector de la compañía y que expectativas existen para dicho sector, la evolución de la compañía y también un aspecto quizás más desconocido que no es otro que la beta de una acción. Al conocer la beta que tiene una compañía, sabremos cuál es su comportamiento ante movimientos del mercado, aspecto muy relevante siempre y más en el escenario en el que nos encontramos actualmente y el previsible para los próximos meses. Si deseáis obtener más información sobre las incertidumbres que existen en los mercados en la actualidad, no os perdáis “Estas son las principales incertidumbres para los mercados”. Sin ánimo de querer aburrir al inversor, es importante saber que el coeficiente Beta en una acción, nos indica la diferencia de rentabilidad de una acción respecto a su índice, por lo que ante un movimiento del Ibex 35 por ejemplo, una acción con una beta de 0,5 se “movería” la mitad que dicho mercado. Esto cobra mayor importancia si deseamos componer una cartera que tenga un carácter más “defensivo”, ya que en este supuesto esperamos que el mercado pueda sufrir episodios de mayor volatilidad y de bajadas. De la misma manera, las acciones que tengan por ejemplo una beta superior a uno, tendrán variaciones más fuertes a las que tiene el índice y si tiene beta igual a uno, se moverá de forma muy similar al índice de referencia. Algunas compañías con beta inferiores a uno y que pueden considerarse más defensivas que el Ibex son: Abertis, Amadeus, Aena, Grifols, REE, Enagas, Iberdrola, Endesa o Ferrovial entre otras. Además otro aspecto de interés puede ser comparar la evolución de la compañía en la que estamos interesados en invertir, para ver cuál ha sido su evolución a lo largo del tiempo respecto a su índice de referencia. En el gráfico podéis ver cómo ha sido la diferente evolución de Grifols (en color verde y rojo) y el Ibex 35 (en color morado). Otro aspecto relacionado con la beta y que es importante a tener en cuenta es la volatilidad que tiene una acción, y la volatilidad conjunta que tiene una cartera de acciones y comparar dicha cifrá con la del índice de referencia. Por eso cuando queremos componer una cartera de acciones o de cualquier tipo, nos puede servir las herramientas que nos faciliten dicha información y donde podamos realizar simulaciones con diferentes empresas o con diferente ponderación en nuestra cartera, asignado mayor o menor importe a cualquiera de las acciones que hayamos seleccionado. Por otro lado no se deben perder de vista otros aspectos como el “momentum” de la acción, es decir, la tendencia que tiene el valor, así como la fortaleza que este demostrando en el mercado. También será importante tener en cuenta otros aspectos del análisis técnico a la hora de entrar en un valor como son los soportes y resistencias. Al final como veis es importante tener en cuenta numerosos factores a la hora de realizar una inversión, pero existen herramientas que nos pueden facilitar la información o la simulación de posibles escenarios de nuestras carteras antes de llevarlas a cabo. Síguenos en Twitter @CMCMarketsSpain Hernán Sánchezwww.cmcmarkets.es CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información.