La Reserva Federal de los EE. UU. mantuvo las tasas de interés en suspenso al concluir su reunión mensual en la jornada de ayer. Sin embargo, los cambios de lenguaje en la conferencia posterior hicieron que los mercados reaccionaran para reflejar un nuevo ciclo de flexibilización. Este giro en el mensaje provocó modestas alzas en la renta variable, debilitó el dólar estadounidense e impulsó los rendimientos de los bonos a nuevos mínimos. Este sesgo hacia la flexibilización puede parecer extraño ya que la Fed todavía está agotando el tamaño de su balance general, un proceso que no finalizará hasta septiembre.

La Fed eliminó la palabra "paciente" de sus intenciones y redujo su pronóstico de inflación. Los operadores de bonos ahora están valorando una probabilidad del 100% de una caída en los tipos en julio. La curva de avance indica que el escenario más probable sería una caída al 1,5% en noviembre desde el actual 2,25%. En cuanto a las perspectivas para la economía, la Reserva Federal mantuvo sin cambios su pronóstico de crecimiento, pero redujo su pronóstico de inflación, del 1,8% al 1,5%.

Esta decisión no supuso ninguna sorpresa, ya que supone la continuidad del mensaje de cambio señalado por primera vez en enero por el presidente de la Fed, Jerome Powell. La confirmación virtual de un recorte en julio llevó a los rendimientos de los bonos a la baja, pero para las acciones la señal es más ambigua. Las preocupaciones sobre el crecimiento son la razón por la que la Fed está adoptando una postura más acomodaticia. Si bien los tipos de interés más bajos suelen ser buenos para las acciones, las preocupaciones sobre el crecimiento podrían ir en contra de la teoría.

 

CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 77% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento.