Muchas veces no ponemos la mira más allá de nuestras fronteras. Cierto es que la información que nos llega versa normalmente sobre los mercados que tenemos “más cerca”, como el Ibex, Eurostoxx, Dax… Sin embargo creo que esto viene derivado de la herencia de nuestros proveedores de valores, cuyas comisiones y costes elevados nos impedían acceder a mercados más “¿exóticos?”, realmente en muchos casos no son “exóticos”, simplemente lejanos. Hoy en día, con plataformas como Next Generation el inversor minorista tiene al alcance un sinfín de oportunidades a bajo coste. Este es el caso de la bolsa sudafricana. Un 135% de revalorización desde el 2009. Más de un 30% anual. Ojo, que soy consciente de que nadie tiene una bola de cristal. Tal vez es cierto: en el 2009 no podríamos asegurar esta tendencia. Pero sí en el 2011, no sólo desde un punto de vista técnico sino también macro, por expectativas del país africano. Desde ese momento la revalorización ha sido de más de un 40%. Sudáfrica es el país más avanzado de África, único miembro del continente que pertenece al G-20 y a los llamados “BRICS” (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), de hecho la República Sudafricana supone más del 30% del PIB de todo el continente. El año pasado ocupó el puesto número 35 del mundo como destino de inversión extranjera y, como ya se sabe, es conocido por sus minas de diamantes. Muchas compañías españolas se han hecho con la adjudicación de proyectos en el campo de las energías renovables Es decir, es un país que efectivamente esta “emergiendo”. En el primer gráfico (velas mensuales) podemos ver un histórico desde los mínimos de 2009, donde el índice comenzó un rally que aún no ha terminado, encontrándose en máximos históricos. En el segundo gráfico, en velas diarias, se puede observar que el índice ya ha retrocedido el 100% de Fibonacci, trazado desde los mínimos de Junio. Ese nivel del 100% de Fibonacci (37.665,6) actúa de soporte a medio plazo, por lo que si volviese a ese punto sí podríamos plantearnos una “reacción” a la “acción”, es decir, una vuelta a los niveles del 61,8%. Hoy, el índice ha rebasado el anterior soporte (38.798,2), por lo que si no se está con posición abierta, quizá lo mejor sería ser “prudentes”. Aunque, a juzgar por los datos económicos de crecimiento del país, la inversión extranjera que está entrando en el mismo y las expectativas del mercado, podría ser buen momento para entrar en el momento que retorne a los 39.313 (techo del gap alcista de Septiembre), con objetivo los 40.000. En conclusión, sólo me falta añadir: 1- Que “oportunidades de inversión” a lo largo y ancho del mundo hay. 2- Que gracias a Next Generation podemos acceder a activos “exóticos”, (que en realidad no lo son) 3- Que la teoría de DOW entiende de números, no del nombre del activo, Así que…os animo a invertir en activos nuevos.