En la jornada de ayer martes, dos factores clave impulsaron las ganancias para las acciones y los bonos: por un lado, el presidente del BCE, Mario Draghi, prometió en una conferencia en Portugal más estímulos si la inflación sigue siendo baja; por otro lado, el presidente de Estados Unidos anunció una reunión extendida con el presidente de China en la reunión del G-20 a fines de este mes, lo que generó la esperanza de una solución a la disputa comercial. Esto podría aplazar la intención que la Fed pudiera tener en un recorte de tipos, dado que los datos actuales de EE. UU. no muestran signos significativos de dificultades económicas.

La disyuntiva probablemente se mantendrá entre bajar tipos a la vez que se continúa con la reducción del balance, o terminar antes de tiempo esta reducción dejando el camino abierto para un recorte en julio o septiembre. Una decisión u otra condicionará las proyecciones en términos de crecimiento e inflación.

El BCE señalaba la posibilidad de un recorte en los tipos de interés el próximo mes de septiembre, enviando los rendimientos de los bonos alemanes a nuevos mínimos históricos. Se plantea la posibilidad de un recorte de 10 puntos básicos en la reunión de septiembre, junto con el inicio del nuevo programa TLTRO.

En estas fechas hace un año, el BCE indicaba que los tipos se mantendrían en sus niveles actuales “al menos hasta el verano de 2019", con la implicación de que podrían comenzar a subir. El hecho de que el banco también rebajaba su inflación y las previsiones de crecimiento parecía más bien contradictorio, lo que provocó cierto escepticismo en algunos sectores.

Los mercados de productos básicos industriales también respondieron al alza. Los contratos de petróleo crudo subieron un 2%, y los futuros del cobre, aluminio, níquel y acero hicieron lo propio.

El repentino cambio en los mercados sigue aportando validez a los comentarios que la Reserva Federal de EE. UU.  pueda hacer tras la publicación de la decisión de tipos, ya que el mercado otorga una elevada probabilidad a una bajada en el próximo mes de julio; si esta no se produce, podríamos ver un cambio repentino en la acción del mercado.

 

CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversió n, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 77% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.