Iberdrola es actualmente una de las mejores empresas energéticas en Europa, ya que ha sabido expandirse hacia otros países como Estados Unidos o Reino Unido y también hacia otro tipo de fuentes de energía renovables. Además cabe destacar la participación del 20% que la compañía posee en Gamesa (compañía que está pendiente de una posible fusión con Siemens) y su apuesta por la energía eólica y eólica marina en los últimos años. Por otro lado la gestión financiera de la compañía en los últimos años ha sido muy buena, de hecho Ignacio Sanchez Galán CEO de la compañía, ha sido elegido como el mejor CEO de todas las empresas energéticas europeas, al igual que su director financiero y su director de relaciones con los inversores, que han recibido el mismo galardón para sus correspondientes categorías. Iberdrola presentó el pasado mes de febrero un beneficio un 4,1% superior al año pasado, en el que obtuvo 2.421,6 millones de euros, el Ebitda también creció en mayor proporción hasta situarse en un 4,9%. Las ventas se incrementaron un 4,6% hasta los 31.418 millones de euros y el margen bruto ascendió un 5,4% más. En su plan estratégico de 2016-2020 vemos como la compañía tiene una previsión de crecimiento anual para los próximos años de un 6%, tanto para su beneficio como para su Ebitda, que de cumplirse también impactaría en el abono de un mayor dividendo. Además en la presentación de resultados en Londres, la compañía explicó también su plan de inversiones para los próximos años, donde especificó que se invertirán un total de 24.000 millones hasta 2020, de los que un 46% se destinará a sus redes actuales, un 33% a energía renovable, un 9% a la generación de energía regulada y el 12% restante lo aportaría la división de generación y el departamento comercial. De todas las inversiones previstas, 22.000 millones de euros (90% del total) serán para proyectos ya comprometidos, de los que un 60% ya se encuentran en construcción. Por su parte el 43% de las inversiones se realizarán en dólares, el 35% en libras, un 20% en euros y el 2% restante en otras divisas. También cabe destacar la gestión de la responsabilidad social corporativa de Iberdrola, concretamente en 2016 ha vuelto a ser designada como una de las compañías más éticas del mundo, lo que hace que sea percibida de una mejor forma por la sociedad, y esto puede impactar de forma positiva también en las ventas. Dicho ranking está elaborado por el Instituto Ethisphere, el cual reconoce a aquellas organizaciones que apuestan por el liderazgo y el comportamiento ético a nivel corporativo, de hecho es la única empresa española que aparece en este ranking. Si analizamos técnicamente a la compañía eléctrica, vemos como el último año se ha movido en un rango entre 5,65€ de mínimo y 6,70€ de máximo, lo que supone aproximadamente un 18% entre ambos valores, lo que nos confirma una vez su carácter defensivo. Vemos como en la zona de 6,15€-6,20€ la cotización se ha detenido y ha vuelto a cotizar a la baja, por lo que sería importante la superación de la resistencia situada aproximadamente en los 6,22€ para confirmarnos la posible vuelta a los máximo del año situados en 6,70€. Además es un valor muy defensivo, ya que tiene una beta de 0,52, es decir que ante movimientos del mercado Iberdrola variará casi la mitad del movimiento que realiza el índice. Pero con la ventaja de que está presente en países y sectores que pueden aportar un mayor crecimiento a sus cuentas, lo que supone una ventaja en comparación con sus competidoras. No obstante al ser una compañía con importante presencia en Reino Unido puede verse afectada negativamente ante un posible Brexit, aunque su carácter defensivo al pertenecer al sector energético suavizaría el impacto en sus cuentas, éstas si se verían afectadas si se confirma el Brexit, por una hipotética devaluación de la libra. Por tanto como conclusión cabe indicar que Iberdrola ha alcanzado los objetivos previstos para 2016 con un año de antelación, prevé un crecimiento de sus beneficios sostenido entorno a un 6% para los próximos años, así como de su Ebitda y de su dividendo. Siendo actualmente ya una de las compañías que más premia a los accionistas, reúne muchos factores importantes que los inversores tienen en cuenta a la hora de seleccionar y elegir una compañía en la que invertir. También será importante la evolución de los mercados durante las próximas semanas, ya que la cotización de cualquier compañía se verá influida por la evolución de los mercados, tal y como ha ocurrido desde comienzos del presente año 2016. Síguenos en Twitter @CMCMarketsSpain Hernán Sánchezwww.cmcmarkets.es CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información.