Hola buenas tardes, Después de la resaca de la semana pasada, de máxima intensidad debido a las dos importantes citas que tenían lugar (FED y Referéndum de Escocia) se nos presenta esta semana con algunos datos importantes, como la lectura de PIB en Francia mañana, el IFO de confianza empresarial en Alemania el miércoles o la lectura de PIB en USA el viernes. Todos estos datos se pueden seguir en directo desde el Calendario Económico de Next Generation. Por otra parte hoy mismo hemos tenido comparecencia de Mario Draghi, en la que de nuevo reitera que el BCE está preparado para implementar nuevas medidas si los niveles de inflación siguen tan bajos. El reto: que fluya el crédito. Si las PYMES y economías domésticas se pudiesen financiar fácilmente esto haría que aumentasen la producción y el consumo y, por lo tanto, el nivel de precios. Draghi sigue advirtiendo que la recuperación está perdiendo fuelle en la Eurozona. La divergencia con USA en cuanto a recuperación es cada vez más palpable. Mientras en EEUU el debate es si la subida de tipos debe adelantarse o esperar el “tiempo considerable” de Yellen, en Europa la mayor preocupación pasa por las revisiones de datos de crecimiento, el bajo nivel de inflación y la poca efectividad del exceso de liquidez. Dentro de este entorno España se encuentra en un momento paralelo, donde los datos van acompañando, así como la recuperación de nuestras empresas. Y dentro de nuestro entorno empresarial cabe destacar el sector bancario español. Mario Draghi aseguraba esta tarde que el resultado del primer LTRO ha estado en línea con lo esperado por el BCE aunque para el mercado el volumen fue menor de lo esperado. En torno a un 4% tomaron prestado Santander y BBVA en la cita de la semana pasada, con intención de conceder crédito en España; (así como en Portugal en el caso de Santander). También Bankia y Popular han solicitado casi 3000 millones cada uno, mientras Sabadell y Bankinter esperarán a la subasta de Diciembre. Dentro de nuestro “entorno español”, la banca parece que también va por buen camino. Importante la cita con los test de estrés. Si todo sale bien significaría la confirmación de la recuperación de un sector que estuvo tan tocado durante la crisis, con balances cada vez mas saneados, y dispuestos, como hemos han demostrado en la subasta del BCE, a conceder créditos , aportando su grano de arena (o su montaña) a la recuperación, a través del crédito. Desde un punto de vista técnico desde el año 2010 el BBVA ha tenido una recuperación algo más rápida al SCH, en términos de retroceso de Fibonacci. Mientras el primero ya ha tocado los niveles de 9,88, que representa el nivel de retroceso del 61,8% el Santander se mueve en niveles del 50% (8 Euros). Y eso que cuando ambos presentaron los últimos resultados, ganó terreno el cántabro al menos en cuanto a percepción por parte del mercado. ¿La divergencia nos puede estar dando una pista? ¿Qué ante un buen resultado de los test de estrés y dentro de un entorno que favorezca volver al negocio tradicional (prestar y captar depósitos) el Santander podría tener su objetivo en el largo plazo en el 61,8% de retroceso de Fibonacci? … No se puede predecir, nadie lo puede saber, pero en cualquier caso ambos bancos han mejorado su nivel de morosidad, sus balances y les acompaña un gráfico que desde los mínimos de 2012 ha experimentado más de un 100% de revalorización: Este post no constituye asesoramiento financiero ni pretende influir en las decisiones de inversión de los lectores.