Este mes de agosto que está a punto de finalizar ha sido de especial volatilidad en los mercados, con diferentes cuestiones de fondo: una de ellas la situación geolpolítica, principalmente en lo que concierne a las relaciones Ucrania/Rusia y a las medidas de presión tomadas por este último país tras las sanciones por parte de Europa. La otra, las distintas interpretaciones que ha estado realizando el mercado en cuanto hemos ido conociendo los diferentes datos datos macro que nos podían dar pistas acerca del estado de las diferentes economías, y la posibilidad de que en concreto en Europa el BCE inicie una política monetaria expansiva (un "QE) que parece gustar a todos menos a Alemania. El Dax30, índice que tomaremos como referencia, ha ido reflejando los cambios de sentimiento de los inversores y ha llegado a tener una corrección desde los altos de julio por encima de los 10.050 puntos de más del 11% (mínimos en los 8904 puntos). En el gráfico mostrado a continuación vemos como dicha corrección puede haber sido bastante sana si significa la continuación de la tendencia alcista previa, y cómo en un principio se ha detenido en un importante nivel de Fibonacci: el 61,8% de corrección de todo el tramo pervio de cañida desde los máximos por encima de los 10.050 hasta los 8900 puntos. De ahí la importancia de regirnos por los niveles de corrección de Fibonacci si operamos en índices que suelan responder con precisión al análisis técnico, como es el caso del índice que traemos a colación en este artículo. Si se trata de un alto en el camino para seguir subiendo o es un punto de inflexión para continuar las caídas, lo tenemos que ir viendo "nivel a nivel", pero al menos hemos podido tener una zona de referncia de posible vuelta, que en este caso eran los 9.600 puntos. En este otro gráfico vemos algo que no invita al optimismo a corto plazo, a no ser que se superen los 9.600 puntios: una vez perdida la directriz alcista que venía aupando al índice a máximos cada vez más altos, podemos obsevar cómo la pérdida de la misma aceleró las caídas hata los 8900 puntos mencioandso anteriormente y cómo esta semana que aún no ha terminado podría estar formándose lo que se suele llamar un "pull-back": un intento por volver a retomar la tendencia previa alcista, pero que ante la imposibilidad de conseguirlo produciría nuevos recortes. La zona de giro coincide con esos 9.600 puntos....¿casualidad o causalidad? El desenlace lo veremos muy posiblemente en las próximas sesiones, que serán curciales para el corto-medio plazo. José Luis Herrera Analista de CMC Markets Síguenos en twitter @CMCMarketsSpain