Metal cuyo deseo de posesión ha provocado constantes convulsiones a lo largo de la historia, contiendas bélicas incluidas. Ha sido sistema monetario durante mucho tiempo, cuando estaban obligados los Bancos Centrales a su plena convertibilidad. Actualmente es una importante materia prima presente en las Reservas de la mayoría de los Bancos Centrales del mundo. Es indudable que la tendencia desde los máximos conquistados por el metal por encima de los 1900 dólares en septiembre de 2011 es bajista, hasta niveles por debajo de los 1200 dólares actuales. A nivel técnico, la situación actual es la siguiente: Un gran canal bajista en velas diarias, desde finales de agosto de 2013, ha guiado al Oro desde los 1430 dólares hasta los 1150 actuales, con sus lógicos movimientos. Se trata de un canal con más de 200 dólares de distancia entre la base y la banda superior. El nivel inferior del mismo pasa actualmente por la zona marcada con el rectángulo en el gráfico, la zona entre los 1115-1125 dólares. Ese podría ser un punto de inflexión del Oro, en el corto-medio plazo. En este segundo gráfico vemos en más detalle la cotización actual, en este caso en velas de 240 minutos. Si se pierden los 1150 dólares podríamos asistir a un nuevo tramo bajista; la evolución del RSI confirma este escenario. José Luis Herrera Analista de CMC Markets Síguenos en twitter @CMCMarketsSpain