¿Por qué pienso que el mercado está en una situación clave, tanto para el medio como probablemente para el largo plazo? Voy a utilizar como referente el índice alemán Dax30. Hay diversos factores que han extendido el pesimismo en las bolsas durante la segunda parte del mes de agosto, factores que podrían justifican por sí mismos una pronunciada corrección del mercado más allá de las caídas que ya han tenido los índices: - La más que evidente desaceleración de la economía de China, confirmada con los datos económicos que estamos conociendo las últimas semanas. Una vez más se pone en evidencia la posibilidad de contagio de unas economías a otras en un mercado globalizado, y el riesgo que puede suponer que las perturbaciones de una zona geográfica tan importante como la asiática se extiendan al resto del mundo. Las bolsas del sudeste asiático, principalmente la china, han sufrido importantes recorets a los que el resto de mercados no ha sido ajeno. -La cada vez más próxima posibilidad de que la Fed pueda iniciar una subida de tipos de interés. Aunque el consenso del mercado cada vez le otorga menor probabilidad, hay una importante cita en este mes de septiembre que podría sorprender a las bolsas de forma negativa en caso de que se decida una subida de tipos. -En el caso de países como España y Grecia, importantes citas electorales en un horizonte cercano, con incertidumbres políticas todavía sin despejar. Bien, pues ya tenemos argumentos para poder justificar una caída. Vamos a ver sin embargo lo que nos cuentan los gráficos (en concreto, el mencionado Dax30) , pues podría arrojar algo de luz para los alcistas: En velas semanales, mostramos la evolución del índice desde que da comienzo la tendencia alcista actual, allá por el ya lejano septiembre de 2011 en que se cotizaron niveles por debajo de los 5.000 puntos. El pasado día 24 de agosto, cuando se produjo el pánico vendedor, los mínimos de la sesión se apoyaron justo en la directriz mencionada, desde donde el mercado se dio bruscamente la vuelta e inició un rebote los siguientes días hasta toparse con la base del canal bajista mostrado en el gráfico, que una vez hubo sido perforado previamente a la baja se convirtió en la primera zona de resistencias importante; esta zona eran los 10.350-10.400 puntos, donde se detuvo el Dax30 la semana pasada en las jornadas de rebote que hubo tras el llamado "lunes negro". Este apoyo por sí sólo no justificaría un movimiento de recuperación más prolongado, pero hay un par de detalles añadidos que me llaman la atención, que paso a mostrarles: En primer lugar, una vela que por sí misma tiene implicaciones bastante alcistas: se trata de un martillo, figura que se produce cuando las cotizaciones tienen un movimiento de ida y vuelta tras una situación de tendencia previa (en este caso, bajista), que nos ofrece una proyección contraria a dicha tendencia (alcista, en este caso) de al menos 3 o 4 veces la longitud de la figura. Además, ésta se ha producido en una situación de gran sobreventa, describiéndose casi en su totalidad fuera de las bandas de Bollinger, por lo que podría reforzarse el argumento de vuelta al alza del mercado, o al menos de prolongación del rebote por un tiempo prolongado. Como no somos adivinos y en estos momentos de capital importancia podríamos estar asistiendo al origen tanto de un tramo bajista como alcista, los niveles que deberíamos vigilar en el muy corto plazo son: los mínimos de la sesión de ayer (9890 puntos), cuya pérdida podría desatar las alarmas; y los altos de la semana pasada, los 10.380 puntos. La perforación o superación de estos niveles podrían apoyar un argumento bajista o alcista, respectivamente, para las próximas semanas/meses. José Luis Herrera Analista de CMC Markets Síguenos en twitter @CMCMarketsSpain CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento.Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información.