El Bund es el bono a 10 años alemán; es el bono de referencia en Europa, el que se utiliza para calcular la prima de riesgo de los diferentes países: es el diferencial diferencial en puntos básicos de los bonos de referencia nacionales con respecto al bono alemán.

Estamos en tiempos de tipos deprimidos y rentabilidades a la baja, lo cual redunda en un aumento del precio del bono: rentabilidad y precio van en orden inverso en la renta fija.

Hay otros bonos también de referencia, como son los siguientes: el bono a 2 años o Schatz; el bono a 5 años o Bobl; y el menos utilizado bono a 30 años o Buxl.

El inversor particular puede acudir a la operativa en bonos de forma fácil y accesible, ya que es totalmente flexible el nominal a invertir.

Si pensamos que los tipos de interés no tienen mucho más recorrido a la baja y que la tendencia deberá revertir de forma que las rentabilidades tiendan a repuntar, deberíamos adoptar posiciones bajistas en el bono; si pensamos lo contrario, y creemos que aún hay margen para que los tipos caigan y por tanto las rentabilidades, habría que estar largo en el bono.

A nivel técnico, mostramos a continuación un gráfico en velas diarias en el cual puede apreciarse que el Bund está en techo de canal coincidente con niveles cotizados el pasado mes de febrero, niveles de 166 puntos. Hay una directriz alcista acelerada cuya perforación podría acelerar los recortes. 

En cualquier caso, no olviden siempre situar límites de pérdida para controlar de forma adecuada el riesgo.

Tengan un feliz trading

José Luis Herrera

Analista de CMC Markets

Síguenos en twitter @CMCMarketsSpain

 

CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento.

Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona  concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información.