Los movimientos sorpresivos del Banco de la Reserva de Nueva Zelanda y el Banco de la Reserva de la India ayer han intensificado el enfoque del mercado hacia las divisas. Ayer, el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda redujo los tipos en 50 puntos básicos, dejando abierta la posibilidad de nuevas reducciones e incluso de tipos de interés negativos. La sola mención de las tasas negativas subraya el temor en relación con el estado de la economía global. Los bancos centrales en India y Tailandia también redujeron los tipos, sumándose a la visión global de que la política monetaria debería relajarse para hacer frente a la desaceleración del crecimiento. Después de que el Banco Popular de China permitiera la depreciación del yuan en la jornada del lunes, el presidente de los Estados Unidos pedía a la Reserva Federal que redujera los tipos "en mayor cuantía y de forma más rápida". La consecuencia podría ser un aumento de la volatilidad en el mercado de divisas desde los mínimos históricos actuales.

Los mercados de acciones se tomaban un respiro en la jornada de ayer. Más movimiento hubo en el petróleo, que caía hasta un 4,5% tras el anuncio por parte del Departamento de Energía de EE. UU. de una inesperada acumulación semanal de 2,4 millones de barriles en reservas de crudo. Por otra parte, el oro cotizó a máximos de seis años por encima de los 1.500 dólares la onza. En cuanto a los bonos, se veía un aumento de los rendimientos que continúa teniendo reflejo en la jornada de hoy.

Durante la noche, el Banco Popular de China fijaba el cambio del yuan por encima de la marca 7 frente al dólar estadounidense; la reacción de los mercados asiáticos fue tibia, ya que los operadores se están acostumbrando a la idea de una moneda china más débil. También se publicaban las últimas cifras comerciales en China: las exportaciones denominadas en dólares estadounidenses aumentaban un 3,3%, mientras que la estimación del consenso era de una caída del 2%. Las importaciones cayeron un 5,6%, anticipándose una caída del 8,3%. El yuan más suave está ayudando a las exportaciones, mientras que la caída de las importaciones destaca la caída de la demanda interna.

 

Gráfico: dólar neozelandés frente a dólar USA, en velas semanales

Fuente: plataforma Next Generation de CMC Markets

 

CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información. Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 75% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.