Quizás el título de este artículo pudiera hacer creer que íbamos a hacer una comparativa de algunos modelos de automóvil, de cara a los últimos coletazos de año y en previsión de cambiar de coche para el 2014. Ya se sabe, coche nuevo vida nueva. Siento decepcionarles, me voy a limitar a hacer una comparativa a nivel técnico de dos compañías fabricantes, Ford y General Motors. Quién sabe, quizás las ganancias de un buen trade las puedan dedicar finalmente a ese anhelado cambio de vehículo. En el caso de Ford, el valor visitó máximos en enero de 2011 en las proximidades de los 19 dólares. Parece dirigirse a dicho nivel,desde los 16,7$ actuales. La directriz alcista que arranca en julio 2012 por debajo de los 9$, puede ser un buen apoyo en caso de que se produzca una corrección antes de atacar de nuevo máximos. Ese apoyo no debería suponer un cierre bajo los 15,7$ para que el movimiento sea fiable, pues de lo contrario las caídas podrían aumentar. Si alcanza la cota indicada de máximos, en torno a 19$, habría que obrar en consecuencia y dilucidar si se trata de un doble techo o una continuación del movimiento alcista, con lo que definiríamos nuevos objetivos a corto/medio plazo. Para el caso de General Motors el análisis es a priori más simple pero no por ello exento de cierta disyuntiva: estamos en una clara zona de resistencia en los 39,5$, ya visitados en enero de 2011. Ante esto, ¿qué hacer? Podría ser un doble techo por lo que tendríamos una excelente oportunidad de abrir cortos ya que situaríamos el stop en una zona relativamente cercana a la apertura de los mismos; por otro lado, la subida desde los 19$ iniciada en julio 2012 se está desarrollando con mucho orden, lo cual puede ser un indicio de que ésta podría continuar. No sería desdeñable un apoyo en la alcista, que pasaría actualmente por los 35-36 dólares, para tomar energías de cara a atacar con más solvencia la resistencia y proseguir su recorrido alcista. José Luis Herrera Analista de CMC Markets Síguenos en twitter @CMCMarketsSpain