Los contratos por diferencias CDFs pueden resultar interesantes para aprovechar las oportunidades relacionadas con los resultados electorales. Estos instrumentos ofrecen a los traders acceso a operaciones con apalancamiento sobre los principales índices y divisas, que suelen reaccionar rápidamente a los acontecimientos importantes que afectan a un país, como unas elecciones generales.

Aunque los CFDs y las divisas se pueden negociar durante toda la campaña, sus ventajas podrían hacerse particularmente evidentes en la noche electoral. A diferencia de las acciones o los fondos cotizados (ETF), por ejemplo, algunos CFDs sobre índices y divisas pueden negociarse todo el día de lunes a viernes y no solamente durante el horario de apertura de las bolsas.

Esto significa que, el mismo día de las elecciones, los traders de CFDs y divisas pueden aprovechar los movimientos que registre el mercado con las encuestas a pie de urna, tras el cierre de los colegios electorales y conforme se vayan conociendo los primeros resultados oficiales, así como a la mañana siguiente, cuando se conozcan los resultados definitivos.

Esta posibilidad de negociar las 24 horas del día implica que los mercados están abiertos durante todo el periodo, lo que reduce el riesgo de huecos de mercado en el caso de los CFDs frente a otros instrumentos cotizados.

Elecciones del Reino Unido: un escenario cambiante

El Reino Unido celebra elecciones generales el próximo jueves 8 de junio, unos comicios en los que el gobierno actual espera obtener una mayoría más robusta que respalde sus objetivos y su posición durante las negociaciones sobre el brexit con la Unión Europea. En las semanas previas a la invocación del Artículo 50, algunos diputados de circunscripciones que habían votado a favor del brexit se posicionaron en contra. Estas elecciones ofrecen la oportunidad de que los votantes se hagan oír y dejen clara su opinión sobre aquellos representantes políticos que, a su juicio, no están atendiendo sus demandas.

De momento, el Partido Conservador lidera las encuestas con un amplio margen de apoyo que, en algunos casos, duplica el del Partido Laborista. No obstante, las cosas pueden cambiar mucho durante la campaña y sigue existiendo la posibilidad de que el mercado registre importantes movimientos conforme se vayan conociendo los resultados de la votación.

Desde que se convocaron las elecciones, la expectativa de que el resultado reforzará la posición negociadora del gobierno británico ha sido bien recibida por el mercado, como atestigua la apreciación de la libra esterlina frente al dólar estadounidense, el euro y el yen japonés.

El FTSE 100 se ha movido en sentido contrario a la libra desde el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE celebrado el pasado mes de junio, cuando el desplome que sufrió la divisa tras la votación desencadenó un fuerte rally en el índice de las blue-chips británicas. Sin embargo, en los últimos meses las subidas del FTSE se han frenado, al igual que la caída de la libra frente al dólar.

Posibles repercusiones nacionales para el FTSE y las acciones británicas

El resultado electoral podría dar pie a una revaluación de las acciones. La posibilidad de un brexit «duro» aumenta con el número de escaños que obtengan los conservadores. Sin embargo, si el Partido Conservador no amplía su mayoría o si el Partido Laborista obtiene un resultado mejor de lo esperado, aumenta el riesgo de que la UE le ofrezca al Reino Unido un mal acuerdo, como en teoría le habría sucedido al ex primer ministro David Cameron.

De momento, las buenas perspectivas electorales de los conservadores han reforzado la libra y frenado el FTSE. De seguir así, el mercado podría descontar gran parte del resultado antes de las elecciones. Si los laboristas o los liberal-demócratas ganan más escaños de lo esperado, la libra podría resentirse, impulsando el FTSE.

Posibles repercusiones regionales para el FTSE y las acciones británicas

Dada la aparente debilidad que muestra el Partido Laborista en las encuestas, es posible que los partidos regionales se conviertan en la principal alternativa a los conservadores en Escocia, Irlanda del Norte y Gales. El apoyo al Partido Nacional Escocés (SNP) podría tener repercusiones importantes en los mercados, ya que la formación política ha planteado la celebración de un segundo referéndum de independencia.

Si los conservadores consiguiesen más escaños en esas tres regiones, se interpretaría como una señal de unidad que reforzaría la posición negociadora del gobierno británico y podría impulsar la libra y lastrar el FTSE.

Por el contrario, si los conservadores obtienen unos resultados no positivos en esas regiones, la UE podría intentar explotar las diferencias regionales, aplicando la máxima de «divide y vencerás» durante las negociaciones con el Reino Unido. Un buen resultado electoral del SNP o de otros partidos regionales podría resultar negativo para la libra. Y, aunque la situación podría impulsar a corto plazo el FTSE, a largo plazo la posibilidad de un mal acuerdo con la UE o de inestabilidad interna podría dañar las acciones británicas.

Las elecciones británicas y los mercados de divisas

Es importante recordar que las divisas se negocian por pares. Algunos de los pares de divisas en los que participa la libra y que podrían mostrarse más activos en los días cercanos a las elecciones incluyen:

GBP/USD

El conocido coloquialmente como «cable» es el par con libra esterlina que se negocia más activamente y registró una volatilidad extrema en los días previos y posteriores al referéndum sobre el brexit. Tras desplomarse después de la votación del pasado mes de junio, el cable ha tocado suelo y ha afianzado su posición en los últimos meses, repuntando desde que se convocaron las elecciones.

EUR/GBP

Teniendo en cuenta que el brexit es uno de los principales temas de la campaña electoral, es probable que este par se muestre muy activo cuando se conozca el resultado y durante el periodo de negociación, como reflejo de las especulaciones del mercado sobre qué parte tiene más posibilidades de conseguir el mejor acuerdo, en su caso.

GBP/JPY Y GBP/CHF

Las elecciones podrían afectar de forma importante cómo se negocia la libra con respecto a otras divisas consideradas tradicionalmente «activos refugio», como el yen japonés o el franco suizo. De momento, la libra se ha disparado frente al yen desde la convocatoria de elecciones, lo que indica que los traders descuentan una contundente victoria de los conservadores. Un resultado diferente podría provocar fuertes correcciones.

 

Posibles ejemplos de negociación con oro

El resultado de las elecciones generales del Reino Unido también podría dejarse sentir en el apetito y la tolerancia del riesgo de los mercados mundiales. En concreto, la negociación de la libra con respecto al oro, la principal divisa fuerte del mundo, podría verse afectada.

Los traders pueden usar dos contratos para capturar el comportamiento de la libra frente al oro, el GBP/USD y el Oro (XAU/USD), posicionándose largos en uno y cortos en el otro con el fin de replicar el comportamiento.

Por ejemplo, si un trader cree que el oro superará a la libra, podría:

• Posicionarse corto en GBP/USD = Vender libras y comprar dólares
• Posicionarse largo en Oro (XAU/USD) = Comprar Oro y vender dólares

Los dos comportamientos del USD se compensan entre ellos, lo que permite que el trader se posicione corto en libras y largo en oro.
Por el contrario, si el trader cree que la libra podría superar al oro, podría:

• Posicionarse largo en GBP/USD = Comprar libras y vender dólares
• Posicionarse corto en Oro (XAU/USD) = Vender Oro y comprar dólares

Los dos comportamientos del USD se compensan entre ellos, lo que permite que el trader se posicione largo en libras y corto en oro.

Es probable que durante el periodo electoral aumente la volatilidad del mercado, lo que podría resultar en una ampliación de las horquillas. Le recomendamos que controle cuidadosamente sus posiciones, considere la utilización de herramientas de gestión del riesgo y mantenga suficiente saldo disponible en su cuenta durante este periodo.

CMC Markets es proveedor únicamente de servicios de ejecución. La información facilitada (independientemente de si declara alguna opinión) ha sido elaborada a efectos meramente informativos y no tiene en cuenta sus circunstancias u objetivos personales. Esta comunicación no constituye (ni debe interpretarse como que constituya) un asesoramiento en materia financiera, de inversión o de otra índole en el que fundamentar sus decisiones. Las opiniones versadas en esta comunicación no constituyen una recomendación por parte de CMC Markets o del autor de que una determinada inversión, valor, operación o estrategia de inversión sea adecuada para una persona concreta.