El 73% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

Analysis

Análisis semanal de Gerardo Ortega 01/12/2020

Análisis semanal de Gerardo Ortega 01/12/2020

NASDAQ 100, S&P 500 y DJIA

Ya ha llovido desde la última vez que escribiéramos en Wall Street en la newsletter  (15 de septiembre). Y es que desde entonces, a nivel de índices no ha pasado nada, más allá de que los mismos se hayan mantenido en el lateral del que por cierto, intentan ahora salir al alza.

Eso sí, cotizan ahora en la parte alta del rango, pero repitiendo prácticamente las cotizaciones de finales de agosto de este año. La principal controversia que intentan corregir, es la del Dow Jones de Industriales, que no consigue consolidar sus alzas. Al menos hasta ahora. No olvidemos que desde finales de febrero y como consecuencia de la crisis sanitaria, este es el único índice que no ha conseguido retomar su proceso de subida libre.

Conclusión: si bien la convergencia global está ahí al lado, lo cierto es que la misma está por conseguirse. Sólo han de desplegarse velas blancas diarias. Así que hasta entonces, el mercado presenta diversas anomalías. En concreto tres:

  1. Divergente de grado menor entre el Sox y el Nasdaq 100 limitado hasta los 12470-80 puntos del Nasdaq 100
  2. Divergente de grado menor entre el Nasdaq Composite y el Nasdaq 100 limitado hasta los 12470-80 puntos del Nasdaq 100
  3. Divergente de grado mayor entre el Dow Jones de industriales y el resto de índices. Esta divergencia está limitada hasta los 29933-30000 puntos del DJIA señalando que la misma ha de ser consolidada al cierre de vela semanal.

Si se fijan todo esto es muy fácil de resolver. Reiteramos: velas blancas diarias. Con ellas, todo lo anterior se elimina, y no habría obstáculos más allá del propio vértigo que pudiéramos seguir. ¿Hoy podría ser?

En caso de salida alcista, a priori, nos iríamos con las velas que rompieran por arriba con control por abajo en los mínimos de esta semana, ya que coincidiría con su actual vela semanal. Si la salida fuera “buena” el cierre de vela semanal se mantendría hasta el viernes.

BITCOIN

Les decíamos la semana pasada que el alza del bitcoin, al igual que la de otros activos de riesgo, estaba siendo simplemente extraordinaria. De hecho, la criptomoneda volvía a repetir prácticamente los altos históricos que ya registrara en diciembre de 2017 en los 19.700 dólares.

Si están siguiendo su cotización o están especulando con la misma ya sabrán  lo que ha pasado, sólo en la última semana. Y es que el Bitcoin ha caído desde dicha zona clave, 3300 dólares para recuperarlos íntegramente y volver al punto de partida: máximos históricos.

Con este brutal aumento de volatilidad la criptomoneda nos presenta sus credenciales recordándonos lo que es capaz de hacer. Ya les dijimos que la fortaleza y relevancia de una resistencia o un soporte se lo otorga el movimiento que con posterioridad se genera desde el mismo. En el caso del bitcoin, una caída de 16.000 dólares desde que hiciera techo a finales de 2017.

La resistencia es de grado mayor y exige para su análisis ese tratamiento, es decir, velas mensuales. Mucho ojo con dejarse llevar por eventuales superaciones que no cristalicen con un cierre de vela mensual, ya que el mercado puede dilatar y de forma seria.

Vayamos por partes. Hasta el pasado martes (última newsletter) el Bitcoin acumulaba 35 velas diarias consecutivas sin cerrar por debajo de los mínimos de la sesión previa. La referencia, entonces, la teníamos en los 18.000 dólares. Quebrar dicha secuencia, decíamos, sería el primer síntoma de inicio de fase de reacción. ¿Problema? Que la caída ha sido tan rápida y exagerada que el ajuste mínimo (38,2%) según nos marcan los retrocesos de Fibonacci, ya se ha realizado. Visto y no visto.

Con ello el mercado ha anclado en los 16.200 dólares su primer soporte relativo,  que dicho sea de paso, está protegido por el imponente gap alcista (diario y semanal) que ayer nos dejara tras conocerse el nombramiento de Janet Yellen como nueva secretaria del Tesoro estadounidense (a falta de ser ratificada por el senado). ¿Qué significa esto? Pues que el mercado nos ha dejado claras sus referencias. Y no hay más. Por abajo, ya nos ha dicho, “desde donde” y por arriba “hasta donde”.  Estas son las reglas de juego.

Quien quiera subirse a esta locomotora debe saber que hasta los 16.200 dólares no hay soporte fiable.  Esto es así porque en chart semanal el tramo alcista sigue siendo único (12 velas). Y por arriba, ya saben lo que tienen…  Sobra decir, pero lo decimos, que el money management  siempre imprescindible a la hora de operar, cobra si cabe especial relevancia en este activo habida cuenta que los porcentajes se disparan.


CMC Markets ofrece un servicio de sólo ejecución. El presente material (tanto si incluye opinión alguna como si no) se proporciona con fines exclusivamente informativos y no tiene en cuenta ninguna circunstancia personal u objetivo de inversión de ninguna persona en concreto. Nada de lo contenido en el presente material es o debe ser considerado como asesoramiento financiero, de inversión o cualquier otro tipo de asesoramiento. Ninguna opinión contenida en el presente material constituye una recomendación por parte de CMC o de su autor sobre una determinada inversión, operación o estrategia de inversión y por lo tanto no ha de ser considerada como tal (ni como adecuada para una persona concreta). En consecuencia, CMC Markets no se hace responsable de ninguna pérdida, daño o perjuicio ocasionado por la utilización de la presente información.

Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFDs y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.