Es de dominio público que el petróleo está teniendo fuertes bajadas durante las últimas semanas, lo que ha propiciado que desde niveles de más de 100 dólares, ahora se sitúe en 66$ en el caso del crudo West Texas y en 69,57$ el crudo Brent. El petróleo tiene influencia en casi todos los sectores y compañías pero uno de los sectores donde el gasto en esta materia prima es muy relevante es en el sector de las aerolíneas. De hecho todas las compañías aseguran un gran parte del petróleo necesario para sus vuelos a un precio determinado para evitar que posibles fluctuaciones al alza incrementen sus costes. Además si tenemos en cuenta la última decisión del jueves de la OPEP al no incluir ningún cambio en los barriles producidos diariamente, y las declaraciones de países productores como Arabia Saudí, parece que estos nuevos precios en torno a 70$ se van a mantener en los próximos meses. Teniendo en cuenta estos factores, existen algunas aerolíneas que probablemente van a reflejar mejoras en sus beneficios durante los próximos meses. Y como saben, el mercado suele anticiparse a los hechos, por lo que las cotizaciones de dichas compañías ya han empezado a revalorizarse. Aunque todo el sector se verá beneficiado, existen unas pocas compañías que tienen varias ventajas frente al resto del sector, por su posicionamiento o ventajas competitivas. En mi opinión éstas compañías son IAG, Ryanair y EasyJet. IAG Una de las principales ventajas competitivas de IAG son los diferentes posicionamientos que tienen las aerolíneas que la componen. Por ejemplo British Airways e Iberia operan vuelos de larga distancia con un posicionamiento más Premium, que además dominan muchas rutas en Asía, Norteamérica o Latinoamérica y poseen una posición mayoritaria en los importantísimos Hubs de Londres y de Madrid. Además IAG diversifica al tener aerolíneas como Iberia Express o sobre todo Vueling, que están teniendo grandes crecimientos anuales de beneficios y que también están abriendo cada vez más rutas. Pero no solo se está posicionando con éxito en las aerolíneas “low cost” en cuanto a tráfico se refiere, sino que también lo está haciendo obteniendo grandes beneficios. Ambos negocios son complementarios ya que Vueling e Iberia Express proporcionan conexiones desde diferentes países que después pueden utilizar las rutas de Iberia y British Airways. Además de los citados argumentos, la compañía ha anunciado como las sinergias surgidas por la fusión hace unos años, cada vez se están viendo más reflejadas en sus beneficios. Recientemente han anunciado la implementación de un dividendo anual, lo que también animará a algunos inversores a tomar posiciones en las acciones de la compañía aérea. Ryanair Es la aerolínea de bajo coste que realiza más viajes en Europa y ha tenido un crecimiento espectacular en cuanto a rutas y bases se refiere. A lo largo de los años se ha convertido en una de las aerolíneas más rentables del mundo, gracias a su modelo de reducción de costes. Además esta aerolínea ha logrado incrementar sus beneficios año a año, todo esto a pesar de la multitud de noticias “polémicas” sobre la forma de actuar la compañía. En el último año la compañía ha decidido mejorar su atención al cliente y enfocarse también hacia el viajero de negocios en parte seguro que ha sido por el estancamiento de los beneficios en el último año. Easyjet EasyJet es otra compañía que se ha expandido con gran rapidez desde su creación, en parte gracias a la demanda del consumidor de viajes “low-cost” al igual que Ryanair. Una diferencia importante respecto a la aerolínea irlandesa es que su crecimiento se ha realizado en parte adquiriendo diversas aerolíneas desde 1998 por lo que su crecimiento no ha sido totalmente orgánico como es el caso de Ryanair. Además tanto el marketing como la atención al cliente de Easyjet se aleja de las “formas” utilizadas por Ryanair lo que le ha reportado quizás una mejor opinión de los clientes. No obstante en cuanto a precios medios de billetes, ha ofrecido precios ligeramente superiores a la primera, pero que la primera contrarresta con menores costes operativos. En cuanto a beneficios obtenidos en lo que lleva de año hasta noviembre, la compañía ha logrado un beneficio neto de 564 millones de euros, lo que supone un 13% más. Ryanair obtuvo unos 795 millones de euros en su primer semestre del año (un 32% más), lo que demuestra su mayor tamaño y su mayor rentabilidad actual. Conclusión Si analizamos los gráficos de las tres aerolíneas vemos como IAG y Ryanair se encuentran en los altos del último año. Easyjet por el contrario todavía está un 10% por debajo de dichos niveles, lo que a priori podría otorgarle una ventaja respecto a las otras dos. No obstante la evolución de la cotización de las aerolíneas estará marcados por diversos factores: macroeconómicos (ya que un crecimiento de la economía sería muy positivo para el sector). Materias primas, ya que si el petróleo continua en los actuales niveles, el próximo año el sector de las aerolíneas comenzará a notar en sus cuentas de resultados los menores costes derivados de dicho precio. Esto es debido que el coste del carburante supone un 30% de los costes totales de este tipo de compañías. Además la toma de decisiones de Bancos Centrales, tensiones geopolíticas y multitud de factores pueden tener una influencia relevante en los mercados financieros, por lo que al final cada inversor debe tomar la decisión que más se ajuste a su perfil de inversor. Síguenos en Twitter @CMCMarketsSpain Hernán Sánchezwww.cmcmarkets.es