Las materias primas en alza, la renta variable en resistencias

Avanzamos el mes de febrero con un regusto positivo, teniendo en cuenta que podríamos, a falta de cuatro jornadas para terminar el mes, estar encadenando el segundo mes consecutivo de subidas en la renta variable. Algo a lo que no aspirábamos finalizando el año que ya vemos desde el espejo retrovisor, a tenor de las fuertes caídas que acompañaban las últimas sesiones del prescrito ejercicio.

A lo largo de la semana, hemos conocido las actas de la Fed, de cuya lectura se trasluce que no hay intención ni por lo más mínimo de subir tipos de interés en el corto plazo; hemos visto un movimiento de ida y vuelta en el oro, que suele cotizar las incertidumbres al actuar como activo refugio; y hemos continuado con la publicación de resultados corporativos a ambos lados del Atlántico. En lo que concierne a las intenciones del Sr. Trump con su homólogo chino en cuestiones arancelarias, ningún capítulo nuevo se ha escrito….

Renta Variable

El índice patrio continúa enfrascado en su particular lucha frente a la Everística resistencia de los 9200-9250 puntos, pero ciertas señales técnicas podrían hacernos pensar en que más pronto que tarde pueda superar tamaña cota. Al igual que las caídas desde los máximos de 2018 eran justificadas por la mala situación técnica de los valores directores, que mostraban una gran debilidad (léase Telefonica, Inditex, los gemelos bancarios BBVA y Santander), la situación actualmente es la contraria: los cinco valores comentados, de los más ponderantes en el selectivo, se encuentran inmersos (a diferentes velocidades, eso sí) en una situación de mínimos crecientes que aún dista entre un 3 y un 5 por ciento, según el caso, de las respectivas directrices bajistas de largo plazo, donde tendrán que verse las caras ante sus correspondientes Carontes para poder cruzar la Estigia del cambio de tendencia.

Obligado es destacar los resultados del 2018 publicados en la jornada del jueves por parte de Telefonica: el mercado no sólo premió el incremento del beneficio neto del 6,4% con respecto al año anterior, sino también la reducción de deuda, situándose en un 5,5% menos que el ejercicio previo y evidenciando el esfuerzo que la compañía está haciendo a este respecto, importantísimo para enfrentar los vientos de frente que surgirán cuando comiencen a repuntar los tipos de interés.

Gráfico: Telefonica en velas semanales

Fuente: plataforma Next Generation de CMC Markets

 

Siguiendo en el Viejo Continente, quería mencionar una compañía que, en este caso, ha decepcionado con sus resultados:  la británica Bae Systems.

Los resultados del contratista de defensa del Reino Unido BAE Systems han sido recibidos de forma negativa, a pesar del aumento en la cartera de pedidos. Los ingresos disminuyeron con respecto al 2017 a 16.800 millones de libras, incluso con una mejora de 1.600 millones de las ganancias operativas.

El flujo de caja experimentó una gran disminución, casi a la mitad del año anterior, lo que ha generado algunas preocupaciones. Si a esto unimos el panorama de prohibición de exportación de armas alemanas a Arabia Saudita, tenemos la justificación para que las acciones hayan caído bruscamente.

Gráfico: BAE Systems en velas semanales

Fuente: plataforma Next Generation de CMC Markets

En lo que respecta a Estados Unidos, esta semana el mercado se ha visto alimentado por las esperanzas de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China. El presidente Trump dijo que la fecha límite de marzo no es una "fecha mágica", sugiriendo que la fecha podría ser modificada y dando la impresión de que está dispuesto a comprometerse.

Las minutas de la Reserva Federal publicadas el miércoles transmitieron la impresión general de que los tipos de interés se mantendrán en stand by durante los próximos meses. La Fed expresó sus intenciones de terminar con la reducción del balance este año. Los responsables políticos están preocupados por la desaceleración económica en China y Europa.

Tanto el Dow Jones 30 como el S&P 500 han encadenado una nueva semana de subidas continuadas confirmando una vuelta en V desde los mínimos del pasado mes de diciembre. Los niveles actuales (26000-26100 puntos por parte del índice de industriales y los 2800 puntos del de las 500 compañías más capitalizadas son zonas en las que podría aparecer un atisbo de mal de altura, y entrar en una fase de relajación (que no necesariamente de corrección) que permitiera al mercado europeo tomar el relevo.

 

Gráfico: DowJones30 en velas semanales

 

Fuente: plataforma Next Generation de CMC Markets

 

Divisas/Materias primas

El eur/usd ha cotizado ligeramente al alza: más por demérito del dólar, al disiparse en el corto plazo las posibilidades de continuidad de subida de tipos en el ejercicio en curso, que por mérito de la moneda de los diecinueve. Los arrabales de la zona del 1,12 se antojan clave para la recuperación del par, y la superación de la banda superior del canal en que viene discurriendo la cotización (1,15-1,1530) permitiría proyectar la formación hasta la siguiente zona relevante, los no descartables a lo largo del año 1,18.

Gráfico: Euro/dólar en velas semanales

 

Fuente: plataforma Next Generation de CMC Markets

 

En cuanto a materias primas, el cobre, el acero, el níquel y el petróleo también han protagonizado subidas a lo largo de la semana Mostramos como ejemplo el gráfico de la evolución del cobre en velas semanales, también disponible en Next Generation

 

 

Fuente: plataforma Next Generation de CMC Markets

Les deseo una feliz semana, les dejo con la siguiente frase del célebre Tolstoi:

“El secreto de la felicidad no es hacer siempre lo que se quiere, sino querer siempre lo que se hace”

 

José Luis Herrera

Analista de Mercados de CMC Markets

Síguenos en twitter @CMCMarketsSpain