La incertidumbre política generada por el posible colapso en el gobierno americano a causa del “debt ceiling” y la situación de inestabilidad política en la que se encuentra Italia, han provocado bajadas en los principales índices europeos. A un lado se han dejado los datos positivos publicados en cuanto a la confianza del consumidor y los negocios, pesando más el riesgo político entre los inversores. En EEUU después de una sesión positiva ayer, los índices abrieron a la baja por la tensión que se desprende en cuanto al límite de deuda que el gobierno puede emitir. Con los dos partidos aún muy lejos de ponerse de acuerdo, la cautela está predominando en los mercados. La disfunción política en la que nos encontramos podría ver como el Dow y el S&P500 acaban la semana en negativo, aunque habría que mirar a estos resultados con perspectiva pues el mes y trimestre seguirán estando en positivo. Jose Marton Analista de Mercados