Para muchas materias primas, como es el caso del petróleo, el ciclo sigue siendo bajista. Este hecho puede ayudarnos a desarrollar una estrategia de trading no sólo para los productos básicos, sino también para una serie de índices y mercados de divisas. Súper ciclos de materias primas Los súper ciclos de materias primas forman parte del panorama económico. El concepto es bastante sencillo: dado que en la mayoría de casos, para desarrollar nueva producción se requiere de mucho tiempo y dinero, cuando existe un fuerte aumento de la demanda, la oferta se las ve y se las desea para mantenerse al ritmo. El déficit de oferta persiste entonces y empuja inexorablemente a los precios al alza. Sin embargo, el aumento del precio torna rentable una producción más costosa, favoreciendo así la entrada al mercado de nuevas fuentes de oferta. Los productores tienden a extralimitarse motivados por un exceso de confianza fundamentado en el aumento de la demanda. Se crean así excedentes de oferta que terminan por empujar a los precios a la baja. Debido a la magnitud de las inversiones, los productores se apresuran a recortar los nuevos proyectos, pero son reacios a suspender la producción actual. Muchos productos básicos se encuentran actualmente todavía en esta fase. El intervalo temporal que transcurre entre el desarrollo de nuevos proyectos y la reticencia a suspender las estructuras existentes hacen que los ciclos de los productos básicos tiendan a durar más tiempo del previsto. Para los traders conocer esto de antemano puede resultar muy útil pues si se posicionan en la dirección del ciclo de la oferta pueden aprovechar las falsas salidas y las correcciones que inevitablemente se producen en el transcurso de cada ciclo. El mercado del petróleo El mercado del petróleo es un buen ejemplo que ilustra la dinámica del ciclo. Según los datos de la Agencia Internacional de Energía (AIE) en el trimestre de junio se han producido 96,5 millones de barriles de petróleo al día pero sólo se han consumido 93,5 millones. Este excedente —3 millones de barriles— es el mayor registrado desde 1998, año en el que el petróleo se vendía a unos 13 USD por barril. El principal motivo del actual excedente de oferta es el desarrollo de nuevas tecnologías para el petróleo de esquisto, que ha llevado a un aumento de la oferta de este tipo de petróleo a la cual la OPEP ha respondido aumentando la producción de petróleo de esquisto para mantener la cuota de mercado. Esta iniciativa ha llevado a una aceleración de la caída de los precios los cuales el mes pasado alcanzaron el mínimo de 37,75 USD. Es cierto que el mercado del petróleo empieza a mostrar algunos signos de recuperación. A pesar de que la economía está creciendo a un ritmo lento, los precios más bajos están estimulando la demanda de petróleo. La AIE prevé que la demanda mundial aumente este año a 1,6 millones de barriles diarios frente a los 0,7 millones de 2014. Por fin se dejan entrever signos de caída de la producción estadounidense de petróleo de esquisto. A mediados de septiembre, en EE.UU. se producían 9,1 millones de barriles de petróleo diarios de media frente a los 9,6 millones registrados en el pico de junio. Se trata de un dato alentador, pero todavía queda mucho camino por recorrer. La AIE estima que el aumento de la demanda y los recortes de producción fuera de la OPEP no lograrán que el mercado encuentre nuevamente el equilibrio hasta finales de 2016. Desafortunadamente, este análisis hace caso omiso de Irán —el auténtico factor determinante en el mercado del petróleo. Si se levantan las sanciones comerciales es muy probable que Irán saque al mercado mundial hasta 1 millón de barriles diarios lo que distanciaría la perspectiva de equilibrio hasta bien entrado el 2017. Por tanto, salvo que se produzcan cambios importantes en las perspectivas de oferta, parece que el ciclo de superávit podría favorecer en general la venta de recuperaciones correctivas aún durante un tiempo. Gráfico del crudo americano Las recuperaciones correctivas mencionadas podrían ciertamente ser bastante grandes y tener una incidencia notable que se evidenciaría con bastante rapidez. En un mercado el cual, en los últimos 15 meses ha reducido a más de la mitad su valor, los factores a corto plazo podrían fácilmente ejercer cierta influencia, pero —en última instancia— los excedentes de oferta tienden a limitar las recuperaciones y a reafirmar las dinámicas de precios bajistas. El gráfico mensual que sigue a continuación muestra la situación general interpretando la caída de 112,4 USD de mediados de 2013 a través de 5 Ondas de Elliot. Las recuperaciones dirigidas hacia el pico principal del nivel «4» o incluso hacia los retrocesos de Fibonacci del 38,2% a 66 USD podrían ser compatibles con un ciclo de excedente de oferta constante. Todo dependerá de la capacidad de emplear las técnicas más a corto plazo para identificar los momentos en los que las recuperaciones correctivas podrían llegar a su fin o situarse por debajo de estos niveles. Fuente: CMC Markets, septiembre de 2015 Otros mercados En términos generales, la debilidad de los precios de los productos básicos reduce los beneficios de los exportadores y supone un respiro desde un punto de vista fiscal para los importadores. Si bien es cierto que los movimientos de los precios de las divisas contribuirán a compensar con el tiempo este efecto, mientras persistan los excedentes de oferta, es recomendable sopesar la estrategia de adquirir índices y divisas de los exportadores de materias primas (por ejemplo, Australia, Canadá y Rusia) cuando se venden recuperaciones, e índices y divisas de los importadores (por ejemplo, Europa y Japón) cuando se compran mínimos. CMC Markets es proveedor únicamente de servicios de ejecución. La información facilitada (independientemente de si declara alguna opinión) ha sido elaborada a efectos meramente informativos y no tiene en cuenta sus circunstancias u objetivos personales. Esta comunicación no constituye (ni debe interpretarse como que constituya) un asesoramiento en materia financiera, de inversión o de otra índole en el que fundamentar sus decisiones. Las opiniones versadas en esta comunicación no constituyen una recomendación por parte de CMC Markets o del autor de que una determinada inversión, valor, operación o estrategia de inversión sea adecuada para una persona concreta.